Martes 24 de mayo de 2022

Sin noticias, aún, de los dos obispos sirios secuestrados el lunes

  • 26 de abril, 2013
  • Alepo (Siria) (AICA)
El presidente de la Liga Siria Ortodoxa, Habi Efrem, declaró que no hay todavía noticias sobre la suerte de los dos obispos ortodoxos secuestrados el lunes pasado, 22 de abril, cerca de la ciudad siria de Aleppo y que continúan los contactos para obtener su liberación. Radio Vaticana informa que Efrem explicó que pese a los esfuerzos desplegados y las informaciones contradictorias de estos días sobre su liberación, "hasta ahora no hay nada nuevo". Preguntado por la supuesta implicación de combatientes radicales chechenos en el secuestro, como ha denunciado el régimen de Damasco, Habi Efrem, restó credibilidad a esta posibilidad.
Doná a AICA.org
El presidente de la Liga Siria Ortodoxa, Habi Efrem, declaró que no hay todavía noticias sobre la suerte de los dos obispos ortodoxos secuestrados el lunes pasado, 22 de abril, cerca de la ciudad siria de Aleppo y que continúan los contactos para obtener su liberación.

Radio Vaticana informa que Efrem explicó que pese a los esfuerzos desplegados y las informaciones contradictorias de estos días sobre su liberación, "hasta ahora no hay nada nuevo".

Preguntado por la supuesta implicación de combatientes radicales chechenos en el secuestro, como ha denunciado el régimen de Damasco, Habi Efrem, restó credibilidad a esta posibilidad.

El obispo metropolita de Aleppo y Alejandría, Bulos Yaziji, y el metropolita siriaco ortodoxo de Aleppo, Yuhanna Ibrahim, fueron secuestrados hace tres días por un grupo armado, que asesinó al sacerdote que los acompañaba. Los prelados se dirigían en coche desde un área cerca de Turquía, donde trataban de obtener la liberación de dos sacerdotes secuestrados hace cuatro meses.

Monseñor Brian Farrel, secretario del Pontificio Consejo para la Unidad de los cristianos, señaló a Radio Vaticana la "gran tristeza que representa el secuestro de estos dos queridos metropolitas, que son personas muy conocidas y estimadas". "Son amigos nuestros. Los conocemos bien. Para nosotros representa un gran dolor, pero al mismo tiempo son el símbolo de lo que están sufriendo miles de cristianos en esta zona de guerra". "Son dos prelados que hablan sólo de paz, de amor y de justicia. No hicieron nunca llamamientos a la violencia. Trabajaron durante años para mejorar las relaciones entre cristianos y musulmanes. Por lo tanto son personas que merecen absolutamente respeto. Esperemos que sean liberados cuanto antes".+