Miércoles 28 de septiembre de 2022

Seminaristas brasileños se comprometen a ser dóciles al Espíritu para dejarse configurar por Jesús

  • 20 de julio, 2022
  • Brasilia (Brasil) (AICA)
Carta de Compromiso firmada por los más de 330 seminaristas, diocesanos y religiosos, presentes en el Cuarto Congreso Misionero Nacional de Seminaristas en Brasil.
Doná a AICA.org

“Soñamos con ser una Iglesia en salida, presente entre la gente, preferiblemente entre los pobres y jóvenes. Soñamos con una conversión personal, pastoral y estructural que despierte una mayor conciencia misionera”, escriben los cerca de 350 seminaristas brasileños, diocesanos y religiosos, en la Carta de Compromiso firmada tras la clausura del Cuarto Congreso Misionero Nacional de Seminaristas (Cominse), realizado del 11 al 17 de julio en João Pessoa, arquidiócesis de Paraíba (Brasil).

El 4Cominse, promovido por Obras Misionales Pontificias Brasil (OMP) y la coordinación nacional de los Consejos Misioneros de Seminaristas (Comise), tuvo por tema “La misión ad gentes en la formación de los seminaristas” y el lema “Serán mis testigos hasta los confines de la tierra”, reunió a seminaristas, rectores y formadores de seminarios, obispos e invitados, para compartir un espacio de reflexión, intercambio de experiencias y celebraciones.

En la Carta de Compromiso los seminaristas expresan: “Hemos reflexionado sobre las realidades que desafían a la sociedad y a la Iglesia en Brasil y en el mundo, en el contexto de las guerras, la pobreza, el hambre, la miseria, las periferias geográficas y existenciales y también los desafíos impuestos por el Covid-19” y acotan: “Hemos escuchado los llamamientos del papa Francisco a ser una Iglesia misionera, sinodal y en salida, presentes en su mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones 2022”. 

“También hemos reflexionado, a través de un intercambio enriquecedor, con encuentros, reuniones y testimonios, sobre el celo misionero que se manifiesta en muchos formadores, con iniciativas como la valorización del Proyecto Sisters Church (Iglesias hermanas), la implementación del Programa Misionero Nacional, la expansión de los Comise, las formaciones misioneras de seminaristas, la promoción de acciones misioneras, la articulación de los Comise a través de medios digitales y momentos de espiritualidad misionera”

Desafíos y sueños
Los seminaristas subrayan que sin embargo “todavía hay desafíos que deben superarse: los prejuicios hacia la misión, la inercia, la autorreferencialidad, la falta de entusiasmo misionero, la resistencia a acoger la pedagogía misionera en el proyecto formativo y una conciencia misionera reducida”.

Por ello es indispensable el redescubrimiento de la naturaleza misionera de la Iglesia y también asumir el paradigma de la ‘missio ad gentes’ como eje integrador del proceso formativo. 

“Soñamos con el diálogo entre seminaristas, formadores y obispos para recorrer un camino de formación que también sea sinodal – continúa el documento. 

Soñamos con la centralidad de la misión en los Proyectos Pedagógicos de los Seminarios. Soñamos con ser una Iglesia en salida, presente entre la gente, preferiblemente entre los pobres y jóvenes. Soñamos con una conversión personal, pastoral y estructural que despierte una mayor conciencia misionera”.+