Viernes 12 de agosto de 2022

Seguir al Señor y no al dinero, pidió el Papa

  • 28 de febrero, 2017
  • Ciudad del Vaticano
En vísperas del Miércoles de Ceniza, y el comienzo de la Cuaresma, el papa Francisco recordó hoy que "No se puede servir a dos señores", o servimos a Dios que se nos dona en "plenitud" en la Cruz o perseguimos a las riquezas que nos entristecen el alma. En la homilía de la misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta, Francisco reflexionó sobre el Evangelio de Marcos que narra el encuentro del Señor con el joven rico, que quería seguir al Señor, pero que al final, eran tan rico que eligió las riquezas y se fue apesadumbrado. "Qué difícil es al rico entrar en el Reino de los cielos", afirmó el Papa.
Doná a AICA.org
En vísperas del Miércoles de Ceniza, y el comienzo de la Cuaresma, el papa Francisco recordó hoy que "No se puede servir a dos señores", o servimos a Dios que se nos dona en "plenitud" en la Cruz o perseguimos a las riquezas que nos entristecen el alma. En la homilía de la misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta, Francisco reflexionó sobre el Evangelio de Marcos que narra el encuentro del Señor con el joven rico, que quería seguir al Señor, pero que al final, eran tan rico que eligió las riquezas y se fue apesadumbrado.

"Qué difícil es al rico entrar en el Reino de los cielos. Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja". Las palabras de Jesús, dijo Francisco, asustan a los apóstoles que no comprenden y hace decir a Pedro "Ya lo ves, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido". Y la respuesta de Jesús "fue clara": "nadie que haya dejado todo quedará sin recibir el ciento por uno", explicó el pontífice.

""El Señor no sabe dar menos de todo. Cuando Él dona algo se dona a sí mismo, que es todo" porque "la plenitud de Dios es una plenitud realizada en la cruz".

"Este es el don de Dios: la plenitud crucificada. Y este es el estilo del cristiano: buscar la plenitud, recibir la plenitud y seguir por este camino. No es fácil. ¿Y cuál es el signo de que voy adelante en este dar todo y recibir todo? ?Glorifica al Señor con ojo generoso y contento. En cada ofrenda muestra tu rostro alegre?".

Sin embargo, "el joven rico tiene el rostro oscurecido y anda triste". "No ha sido capaz de recibir, de acoger esta plenitud" pero "los santos, Pedro mismo, la han acogido y en medio de las pruebas, de las dificultades tenían el rostro alegre, el ojo contento y la alegría del corazón".

Francisco finalizó recordando a San Alberto Hurtado: "trabajaba siempre, dificultad tras dificultad. Trabajaba por los pobres. Fue de verdad un hombre que hizo camino en ese país. La caridad para la asistencia a los hombres. Pero fue perseguido, con muchos sufrimientos. Pero cuando estaba ahí, clavado en la cruz, la frase era: ?Contento, Señor, contento?".

"Que él nos enseñe a ir en este camino, nos dé la gracia de hacer este camino un poco difícil del ?todo o nada?, de la plenitud clavada en la cruz de Jesucristo y decir siempre, sobre todo en las dificultades: ?contento, Señor, contento?".+