Jueves 18 de agosto de 2022

Gualeguaychú celebró el 21° aniversario de la consagración de la catedral

  • 14 de junio, 2022
  • Gualeguaychú (Entre Ríos) (AICA)
El obispo de Gualeguaychú destacó la importancia de la consagración del templo como "un hecho significativo para la comunidad parroquial de la catedral, pero también para toda la diócesis".
Doná a AICA.org

Con motivo del 21° aniversario de la consagración de la catedral de San José, el obispo de Gualeguaychú, monseñor Héctor Luis Zordán M.Ss.Cc, presidió el miércoles 8 de junio una misa de acción de gracias.

La Eucaristía estuvo concelebrada por el párroco de la catedral, presbítero Mario Tournoud, y durante la celebración, el obispo destacó que las velas de las 12 cruces con los nombres de los apóstoles que estaban encendidas era un gesto que no se ve usualmente, ya que se trataba de un signo litúrgico que recuerda el momento en que esas paredes fueron consagradas.

Asimismo, remarcó que si bien la consagración de la iglesia es un hecho significativo para la comunidad parroquial de la catedral, también lo es para toda la diócesis, "porque es la iglesia del obispo, donde está su cátedra”, y porque “también es como un lugar simbólico, desde donde el obispo y el presbiterio, en comunión con él, ejercen su ministerio de enseñar, santificar y pastorear al Pueblo de Dios de la diócesis”, indicó.

Además, el obispo de Gualeguaychú instó a observar la importancia del templo en el sentido material pero también desde su significación espiritual. En referencia al Evangelio proclamado, monseñor Zordán explicó que “Jesús habla del templo de su propio cuerpo para anunciar su misterio pascual: destrucción y reconstrucción; entrega sacrificial y resurrección”, manifestando además que “nosotros, bautizados y confirmados somos templos donde Dios habita: templo del Espíritu y morada de la Trinidad. Por eso es una invitación a valorar y cuidar este templo de Dios”.

Finalmente, el obispo de Gualeguaychú recordó que la Iglesia "que se reúne en el templo material, está edificada sobre los apóstoles y profetas, coronada por Jesús muerto y resucitado y construida con la participación de todos nosotros, los bautizados. Somos presencia de Dios en el mundo y por eso celebramos esta realidad".+