Lunes 6 de diciembre de 2021

Satisfacción de la Iglesia por los diálogos de paz con las FARC

  • 29 de mayo, 2013
  • Bogotá (Colombia) (AICA)
El cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), expresó la satisfacción de los obispos del país por los avances que se han dado en los diálogos de paz entre el Gobierno y la guerrilla narcoterrorista de las FARC. El Purpurado aseguró que espera que a través de un "diálogo transparente que busque el bien común de todos los colombianos", los delegados del Gobierno y de las FARC "puedan proseguir -incluso con mayor celeridad- su delicada misión de establecer las bases de un cese definitivo del conflicto armado", donde se dé un acompañamiento especial a las víctimas y que el proceso tenga un ritmo adecuado.
Doná a AICA.org
El cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), expresó la satisfacción de los obispos del país por los avances que se han dado en los diálogos de paz entre el Gobierno y la guerrilla narcoterrorista de las FARC.

El purpurado aseguró que espera que a través de un "diálogo transparente que busque el bien común de todos los colombianos", los delegados del Gobierno y de las FARC "puedan proseguir -incluso con mayor celeridad- su delicada misión de establecer las bases de un cese definitivo del conflicto armado", donde se dé un acompañamiento especial a las víctimas y que el proceso tenga un ritmo adecuado.

El cardenal recordó que "el tema de la tierra es fundamental para la construcción de una paz auténtica" y confió en que el acuerdo logrado "pueda traducirse en la implementación de una eficaz política de desarrollo agrícola que priorice y tutele los derechos y legítimos intereses de las familias campesinas."

En rueda de prensa en la sede del Episcopado, el arzobispo de Bogotá destacó la importancia de atender a miles de víctimas de la violencia, a quienes les ratificó el apoyo y solidaridad por parte de la Iglesia.

"Los Obispos estamos convencidos de que la paz pasa necesariamente por el reconocimiento de la dignidad de las víctimas de la violencia y por la tutela eficaz de sus derechos a la verdad, a la justicia y a la reparación".

Por ello, indicó el cardenal Salazar, "reiteramos nuestra solicitud respetuosa a la mesa de negociaciones para que el proceso en curso abra espacios de participación que permitan visibilizar, escuchar y atender los legítimos requerimientos de quienes, de una parte o de otra, han sufrido directamente las consecuencias del conflicto".

Para concluir aseguró que espera que las FARC dejen de recurrir a las armas y puedan alcanzar sus metas a través de los canales democráticos. "Como Iglesia veríamos un gesto sumamente importante que se entreguen todas las armas", precisó.

Para leer el comunicado completo ingrese aquí.+