Viernes 3 de diciembre de 2021

San Luis tiene un nuevo diácono camino al sacerdocio

  • 26 de octubre, 2021
  • San Luis (AICA)
Con una misa presidida por el obispo de San Luis, monseñor Gabriel Bernardo Barba, el 23 de octubre fue ordenado diácono camino al sacerdocio el joven Fernando Obredor.
Doná a AICA.org

El obispo de San Luis, monseñor Gabriel Bernardo Barba, presidió el 23 de octubre en la catedral San Luis Rey, la misa de ordenación diaconal del seminarista Fernando Obredor. En la celebración, Luis Castro recibió el ministerio del Acolitado; Nicolás Figueroa y Tomás Baro, el Lectorado; y Ricardo Prieto fue admitido a las Sagradas Órdenes. Participaron seminaristas y sacerdotes de la diócesis.

Refiriéndose al poder como servicio, el obispo citó: “El que quiera llegar a ser grande que se haga servidor. El que quiera ser primero que se haga esclavo”. Al respecto, afirmó: "Estas palabras son maravillosas para escucharlas en una liturgia pulida y prolija. Pero, al mismo tiempo, son muy duras para vivirlas. Hay que romper preconceptos que tenemos muy arraigados en nuestro corazón".

"Luego… en la vida… todo va bien… mientras no nos toquen 'nuestro kiosquito' que tenemos muy armado", alertó. Y agregó “somos de Dios, pero que no me cambien nada... Que no me saquen de mi zona de confort. En nuestro ambiente eclesial todo va bien, hasta que tengo que salir de mi espacio prolijamente armado para mis intereses”. Por eso, animó a "permanentemente escuchar a Dios (como Felipe) y dejarnos llevar al desierto. Y aquellos dones recibidos ponerlos al servicio”.

El prelado sostuvo que “el ministerio sacerdotal es un servicio. Si no lleva ese rumbo, nos lleva a la perdición de la persona y de la comunidad. Lo destruye todo. Cuanto más tiempo así… más daño".

Y dirigiéndose al neodiácono, expresó: "En tu caso, Fernando, el diaconado que recibís hoy por la imposición de mis manos, como sucesor de los apóstoles, pone en tu vida, en modo definitivo, el Orden Sagrado en el primer grado en el que lo podes recibir: en el grado del diaconado. Nunca deberás dejar de ser diácono. Nunca deberás dejar de ser servidor”.

"Te dejaste llevar en una búsqueda sincera de Dios… porque te atreviste a construir, buscar y discernir desde la verdad, porque te dejaste ayudar y tuviste 'otros Felipes' en tu vida, siendo vos el eunuco… caminando juntos en la escucha del Espíritu, hoy estas acá”. Por eso “hoy estamos acá, acompañándote y celebrando. Si Felipe no hubiera salido y respondido no hubiera llegado a donde llegó, a donde Dios lo venía llevando”.

Y en el marco del camino sinodal convocado por el Papa, mencionó: "Tu ordenación se da no sólo en un tiempo nuevo para la diócesis de San Luis, sino también se da en un contexto eclesial donde el papa Francisco nos convoca para incluir en nuestra vida eclesial un camino de escucha”.

"Lo hace a través de la convocatoria al Sínodo de los Obispos, inaugurado en nuestra diócesis el domingo pasado desde un pequeño pueblo llamado Juan Llerena", detalló. Y expresó que “se nos invita como Diócesis a unirnos en un camino que comienza aquí pero que nos lleva a una comunión con las demás Iglesias para que en este tiempo de escucha vayamos abriéndonos a lo que Dios nos dice a las Iglesias para, en definitiva, llevar el anuncio del Evangelio a nuestras comunidades de la manera más adecuada posible”.

"Providencialmente ahora se nos invita a ser parte de un proyecto mayor. El del camino Sinodal, donde el Papa nos convoca a escucharnos para que en aquellas voces escuchemos la voz del Espíritu. Ya sabemos lo que es escuchar la voz de unos pocos y obedecer. Hoy se nos invita a construir como pueblo de Dios”.

"Será un camino donde como pueblo de Dios nos escucharemos e iremos viendo en cada área de nuestra vida y misión, cómo debemos responder para ser testigos fieles hoy, como maestros y misioneros”.

Luego, el obispo pidió a Dios, "por medio de su Madre y de San José, que tu ministerio que comienza hoy bajo el signo del servicio, pues de eso se trata ser diácono, sea para la diócesis una bendición, como así también para tu propia persona”.

A continuación tuvo lugar el rito de ordenación diaconal en la que el candidato, tiene como propósito recibir este ministerio en el que prometió obediencia al obispo y a su sucesor.

Monseñor Barba procedió a la imposición de manos y oración consagratoria por la que ordenó diácono al seminarista Fernando Obredor, quien fue revestido con sus ornamentos propios y se le dio entrega del Santo Evangelio, como signo que deberá defender y anunciar “la Buena Noticia”.

Seguidamente tuvo lugar la presentación de quien fue admitido a las Sagradas Órdenes, Ricardo Prieto. Luego se procedió a la presentación del Ministerio del Lectorado, en el que fueron admitidos Nicolás Figueroa y Tomás Baro y finalmente, tuvo lugar el Ministerio del Acolitado, con Luis Castro.

El nuevo diácono agradeció la presencia y el apoyo de su familia, de congregaciones religiosas, de comunidades parroquiales de San Luis y de otras provincias.

Posteriormente, monseñor Gabriel Barba impartió la bendición final para dar por concluida la celebración. Luego de la santa misa, el nuevo diácono Fernando Obredor impartió la bendición a los fieles.+