Sábado 20 de agosto de 2022

San Isidro agradeció a Mons. Fassi y lo "envió" a San Martín

  • 21 de diciembre, 2020
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
Tras su nombramiento como obispo de San Martín, la diócesis de San Isidro despidió con una misa a su obispo auxiliar, monseñor Martín Fassi.
Doná a AICA.org

Con una misa celebrada en las instalaciones del Colegio Marín, la comunidad de San Isidro despidió a monseñor Martín Fassi, que deja su ministerio como obispo auxiliar de San Isidro para desempeñarse como diocesano de la vecina San Martín.

La celebración tuvo lugar el sábado 19 de diciembre en el Salón Juan Pablo II del colegio y fue una ocasión muy emotiva para agradecer por el ministerio de monseñor Fassi y rezar por su nuevo camino.

En ese marco, monseñor Fassi reflexionó sobre el “sí” de María que relata el Evangelio de la Anunciación: "Yo quería recalcar estas cosas que significaron mucho al proclamar este Evangelio porque me hablaban a mí y lo que estoy diciendo, lo que estoy intentando compartir con ustedes, el modo en que siento que Dios me está invitando a vivir este kairós”.

En su mensaje, monseñor Fassi, al igual que lo hizo María, quiso cantar su Magníficat, agradeciendo a quienes acompañaron su ministerio. “Yo soy por lo que he recibido de muchos y muchas de ustedes; me siento y soy muy hijo de esta diócesis y esto es lo que llevo, y esto es lo que soy. A donde vamos, llevamos nuestros vínculos, los que nos hacen bien, los que no nos hacen tanto bien, a quienes les hicimos bien y no les hicimos tanto bien, todo va con nosotros. Es parte de nuestra historia. Y estamos invitados a hacer de eso un magníficat, un canto de acción de gracias. Y por eso yo quisiera detenerme un poquito para dar gracias, pensando en cómo fue mi ministerio y las responsabilidades de mi ministerio en estos últimos años”.

Finalizando su homilía, el obispo se refirió a su antecesor en la diócesis de San Martín, monseñor Miguel Ángel D’Annibale: "Voy a suceder a un amigo, no a reemplazarlo como diría él, y la sucesión es obra del Espíritu. Me siento muy honrado de ser un sucesor. Y como suceder es continuar, siempre les digo que esto para mí no es una despedida, les pido que me envíen como una continuidad misionera de la Iglesia hermana, por eso les pido que no me despidan, sino que me envíen. Muchas gracias”, finalizó el prelado.

En la celebración, le fue obsequiada a monseñor Fassi la imagen realizada para su ordenación: la tilma de San Juan Diego, donde además de la Virgen de Guadalupe está representada la diócesis a través de sus servicios pastorales. Monseñor Fassi también recibió un ícono del Buen Pastor, pintado especialmente por una familia de la diócesis.+