Lunes 20 de septiembre de 2021

Religiosos cubanos plantean cinco claves para superar la crisis en la isla

  • 16 de julio, 2021
  • La Habana (Cuba) (AICA)
La Conferencia de Religiosos y Religiosas de Cuba acompaña el reclamo del pueblo cubano en las calles: "No son delincuentes, son gente común que encontró un modo de expresar su descontento".
Doná a AICA.org

La Conferencia de Religiosos y Religiosas de Cuba (Concur) acompaña el reclamo del pueblo cubano en las calles y plantea cinco puntos que considera “indispensables para superar la difícil situación actual y construir entre todos la fraternidad”.

“Nosotros, como responsables de acompañar a la vida consagrada en Cuba, acogemos con profundo respeto e interés los clamores y esperanzas que ha manifestado la gente que ha salido a protestar por las calles”, afirma la Concur en un mensaje.

“Como personas consagradas vivimos desde la fe estos acontecimientos y reconocemos también en esos reclamos del pueblo la voz de Dios”, agrega, y recuerda que “los que salieron a las calles no son delincuentes, son gente común de nuestro pueblo que encontró un modo de expresar su descontento”.

La Concur detalla cinco puntos que considera “indispensables para superar la difícil situación actual y construir entre todos la fraternidad”.

En primer lugar, los religiosos y religiosas defienden que “es un derecho legítimo y universal de cualquier ciudadano manifestar sus reclamos de manera ordenada y pacífica en el espacio público que no es monopolio y privilegio de ningún grupo ideológico determinado”.

Asimismo, los consagrados exigen la “pronta liberación de todos los que han sido apresados injustamente por el solo hecho de ejercer el derecho a manifestarse, a expresar sus reclamos“.

Al mismo tiempo, reclaman “el derecho a la información y comunicación que ha sido violado al extremo cortando la conexión de la telefonía móvil y bloqueando las redes sociales”, ya que la situación “aumenta la incertidumbre y el desconcierto en una población que ya se siente agobiada por situaciones económicas, sanitarias y sociales críticas”.

Por otra parte, la Concur hizo un llamamiento a “evitar caer en la trampa de la violencia como modo de imponer la propia verdad”.

“Nos preocupa -continúa-, que por falta de capacidad de diálogo y de escucha se ataque, repudie, persiga y condene desde el gobierno a los que piensan diversamente y lo expresan en público”.

“Es importante escucharnos entre todos para poner remedio a las causas que originaron estas manifestaciones. Solo yendo a la raíz de los problemas podremos remediarlos verdaderamente”, concluye.+