Jueves 2 de diciembre de 2021

Reflexión sobre la intención misionera del Papa durante junio

  • 13 de junio, 2016
  • Buenos Aires (AICA)
"Para que los seminaristas y los novicios y novicias tengan formadores que vivan la alegría del Evangelio y los preparen con sabiduría para su misión", es la intención del papa Francisco por la evangelización durante junio. El presbítero Dante De Sanzzi, director de Obras Misionales Pontificias de la Argentina (OMP), llamó a pedir por los formadores y los que se forman, para "que descubran el llamado a dar y a darse".
Doná a AICA.org
El papa Francisco propuso como oración para el mes de junio que se ore "para que los seminaristas y los novicios y novicias tengan formadores que vivan la alegría del Evangelio y los preparen con sabiduría para su misión".

El presbítero Dante De Sanzzi, director nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP), reflexionó sobre esa intención misionera y explicó: "Desde hace tiempo se sugiere que en la formación religiosa, en todos los ambientes y formas de vida, se prepare adecuadamente a los jóvenes para la futura misión. Se les encomienda espíritu de apertura, alegría, perseverancia, entrega y paciencia ante las dificultades".

"Se habla de la falta de compromiso en la sociedad actual. Es verdad que resulta difícil sostener la promesa que se ha hecho al principio del camino de consagración en muchos", expresó y continuó: "Los medios de comunicación, el apabullamiento de escenas, la tecnología avanzada, han producido, contradictoriamente, un retroceso, una falta de interés por lo sobrenatural".

"Aquí juega un papel importante el formador, el superior, el que debe llevar adelante, en nombre del Señor, la vida de los jóvenes que se les ha confiado", aseveró.

Por ello, llamó a "pedir por ambas partes: los formadores y los que se forman", para "que descubran el llamado a dar y a darse. Sin medir las consecuencias, dejando que ?Dios haga? y entendiendo que Él mismo, Padre de bondad, escribe derecho en renglones torcidos".

"Que en las casas de formación se viva un auténtico espíritu misionero, que se puede resumir en alegría en el servicio, esperanza, caridad, bondad, amabilidad", pidió.

Luego, añadió: "En algunos casos se perdieron estos valores", por lo que exhortó a "recuperar la capacidad de entrega con la oración, y que los futuros ministros sean imagen del Dios vivo".

"Pidamos la sabiduría para llevar adelante la misión", concluyó.+