Martes 4 de octubre de 2022

P. Puiggari a los catequistas: "Vayan, enseñen y contagien"

  • 21 de junio, 2018
  • Mar del Plata (Buenos Aires)
El presbítero Alejandro Puiggari, rector del Instituto Superior de Catequesis Argentino (ISCA), brindó el pasado 30 de mayo en la Escuela Universitaria de Teología, una charla titulada "Pistas del papa Francisco para una catequesis en salida y en clave de misericordia".
Doná a AICA.org
En la Escuela Universitaria de Teología, el presbítero Alejandro Puiggari, rector del Instituto Superior de Catequesis Argentino(ISCA), brindó una charla titulada "Pistas del papa Francisco para una catequesis en salida y en clave de misericordia".

A través de distintas "pistas" el presbítero Puiggari guió su charla hacia los catequistas, los instó a colocar el kerigma en el centro y transmitió numerosos conceptos para el trabajo de los agentes pastorales en la catequesis.

El presbítero Puiggari invitó a los presentes a pasar de la autorreferencialidad, a la salida: "Somos ´yoistas´, todo es cuestión de afectividad, el mundo es lo que yo conozco. Todo nos exige una salida; para salir tenemos que meternos adentro, es un tiempo de gran interioridad. Necesitamos una gran espiritualidad, interior verdadera, nuestro GPS es el Espíritu Santo. Si no tenemos encuentro con el Señor nuestra catequesis va al fracaso," indicó.

Invitó a los catequistas a vivir su tarea desde el amor, pero sin descuidar la familia: "En el amor el límite es hasta el extremo de la libertad del otro. Somos catequistas al 100% en lo que hago, por supuesto, respetando los tiempos para mi familia."

Mencionó varias pistas, entre ellas, las "periferias culturales y existenciales", el "ir hacia el pueblo", el "buscar nuevos lenguajes" y "recuperar los sentidos". "No tengamos miedo a los Goliat y a los exilios", fue otra de las pistas, haciendo referencia a aquellos que "hacen experiencia".

Se detuvo en la especial atención de los catequistas hacia sus alumnos: "Hay cosas que al otro no le son indiferentes, que lo sepas escuchar, entender, que lo mires con atención, que le compartas tu vida y tu alegría. Que ese sea uno de los grandes desafíos de la catequesis, no enseñar, transmitir, sino contagiar y facilitar. Contagiar porque uno es portador de una Buena Noticia".

Más adelante el presbítero Puiggari resaltó: "La diócesis de Mar del Plata tiene la capacidad de hacer procesos, que se fueron reciclando y dando significatividad en el tiempo. Muchos curas fueron parte y son procesos marcados por un profundo laicado. Por eso Mar del Plata tenía que ser subsede del ISCA, ustedes tienen raíces, que no son anclas que lo han frenado en el tiempo, eso es don y regalo".

"No se asusten del tiempo presente, tomen estas pistas de Francisco," animó el presbítero y los exhortó a vivir en una "catequesis renovada": "vayan y enseñen, contagien, pero el catequista no es el centro," advirtió el presbítero Alejandro Puiggari quien cerró su charla con el gesto de poner la mano en el hombro del compañero de al lado, rezando un Padre Nuestro y generando así una gran cadena de personas unidas orando juntas.+