Miércoles 29 de junio de 2022

Presentaron un nuevo libro sobre Mamerto Esquiú

  • 11 de noviembre, 2021
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
El libro fue escrito por un fraile oriundo de Catamarca que confesó que "fue una promesa a fray Mamerto Esquiú" y comentó que pudo recopilar fuentes valiosas del beato registradas en la provincia.
Doná a AICA.org

A poco más de un mes de la beatificación de fray Mamerto Esquiú, se presentó en la capital de Catamarca el libro “Beato Mamerto Esquiú, un catamarqueño a los altares”, autoría de fray Eduardo Pablo Reartes, sacerdote de la comunidad franciscana local.

El acto tuvo como escenario el Complejo Cultural Esquiú, y contó con la presencia de autoridades eclesiásticas, educativas y de instituciones culturales, entre ellas el canciller y secretario general de la curia diocesana, presbítero Diego Manzaráz; el guardián del convento franciscano, fray Eligio Bazán; la presidenta de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), seccional Catamarca, profesora Hilda Angélica García; el representante legal del Colegio Padre Ramón de la Quintana, el licenciado Rubén Martí; descendientes de la familia Esquiú y público general.

La encargada de introducir la obra y a su autor fue la profesora Hilda Angélica García, quien afirmó que “la presentación de este libro nos enaltece por el tema que aborda y porque se trata de esta figura tan ligada a nuestros sentimientos de catamarqueños, ‘la personalidad más relevante de la Iglesia Argentina y patriota preclaro’”. 

“En este libro de fray Pablo Reartes se advierte un trabajo de largas investigaciones documentales y bibliográficas en repositorios nacionales y extranjeros. Pero más allá de las probanzas, esto nos lleva a la reflexión sobre los signos en el tiempo que vivió Esquiú y el sistema de valores que influyó en su formación espiritual e intelectual”.

Luego la presidenta de la SADE invitó a fray Eduardo Pablo Reartes a hablar del fruto de su trabajo.

Para comenzar, fray Reartes agradeció a los presentes y confesó: “Este trabajo, si bien lo logré plasmar en dos años, ya lo venía pensando desde hace mucho tiempo. Era una promesa a fray Mamerto Esquiú que al venir a mi tierra natal iba a empezar a escribir un libro. La pandemia ayudó, el encierro vino bien para ponerme a leer y estudiar, y aquí conseguí bibliografía que está agotada, es de los primeros años del siglo XX, de las primeras ediciones que ya no se encuentran”.

Matizó su relato con anécdotas vividas al encarar este proyecto, y comentó que “se puso a buscar qué se había escrito sobre fray Mamerto Esquiú, qué faltaba, qué conocíamos los catamarqueños de él”. Y señaló: “Quise hacer una recopilación de las fuentes, porque fray Mamerto Esquiú, desde jovencito, siendo ya fraile de este convento, registraba en su agenda todo lo que él vivía, no sólo las personas con las que se encuentra, sino su vida espiritual, escribía sus oraciones”. 

“Eso lo hizo siempre, pero a nosotros nos llega su diario personal desde 1862 hasta 1883, cuatro días antes de fallecer en El Suncho, el 11 de enero de 1883. Durante esos 21 años registró su itinerario espiritual”.

También abordó su pensamiento sobre la educación, el periodismo, la política, entre otros aspectos, afirmando que “el legado de Fray Mamerto Esquiú es su vida polifacética, siendo fraile, sacerdote, obispo, no descuidó su ser civil, su ser patriota”.

En ese sentido, destacó: “A los catamarqueños nos dejó un legado valiosísimo, que quizás todavía no llegamos a comprender, el amor a la familia, el respeto a las instituciones, a la vida y a la Iglesia. Decía que los catamarqueños teníamos dos grandes pilares: la Santísima Virgen del Valle y el convento San Francisco”.

Hacia el final, el autor pudo interactuar con el público respondiendo a las preguntas e inquietudes formuladas.+