Jueves 29 de febrero de 2024

Por primera vez en 400 años restaurarán el Baldaquino de la Basílica de San Pedro

  • 12 de enero, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Antes del año jubilar de 2025, los Caballeros de Colón están apoyando una restauración de diez meses del famoso Baldaquino de Bernini sobre el altar mayor de la Basílica de San Pedro.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco autorizó la primera restauración “sistemática y completa” del Baldaquino de la Basílica de San Pedro, casi 400 años después de que comenzara la constucción de la obra maestra barroca de Gian Lorenzo Bernini.

Este tesoro del arte y la arquitectura barroca con casi 30 metros de altura y más de 60 toneladas de peso en total, tiene pedestales de mármol de aproximadamente 2.5 metros de altura y columnas de bronce decoradas en oro de alrededor de 11 metros que sostienen, en los cuatro lados, marcos y paños decorativos. El techo es de madera, enriquecido con elementos de bronce dorado.

La restauración, "difícil y necesaria", tiene "un importante valor simbólico", afirmó el arcipreste de la basílica, cardenal Mauro Gambetti, en una rueda de prensa de presentación de la obra, porque el Baldaquino "señala con su magnificencia el lugar de la tumba del apóstol Pedro", bajo el Altar mayor.

La restauración del Baldaquino “instantáneamente reconocible e impresionante” cuenta con el apoyo de Caballeros de Colón, una orden fraternal católica mundial fundada por el beato padre Michael McGivney en 1882.

También presente en la conferencia de prensa, el Caballero Supremo Patrick Kelly dijo que la restauración de la “singular obra maestra del arte sacro” se corresponde con la “misión y la historia de servicio de los Caballeros a la Iglesia y especialmente a los sucesores de San Pedro”.

"Esta restauración refleja nuestro compromiso duradero con nuestros principios clave de caridad y unidad", dijo, y agregó: "De hecho, pocas obras de arte expresan esta unidad de manera más clara e inmediata".

Mirando hacia el Jubileo
Por su parte, el cardenal Gambetti señaló que la restauración está motivada por “una cuidadosa y diligente preocupación por la conservación”, y se espera que esté terminada en diciembre de 2024, a tiempo para la apertura del Año Jubilar.

El arcipreste explicó que la restauración del Baldaquino “se caracteriza por ser particularmente compleja y articulada debido a la importancia de la documentación, de la logística, de la investigación de archivos, de las investigaciones científicas, de la instalación de los andamios, de la organización de la obra en relación con las actividades y la vida litúrgica de la basílica y, por supuesto, la importancia de diversas intervenciones encaminadas a la conservación”.

Añadió que las liturgias papales seguirán celebrándose durante la restauración, y varias oficinas del Vaticano colaborarán para encontrar las “soluciones más apropiadas para el desarrollo regular de las celebraciones”, especialmente durante la Semana Santa y la Pascua.

Plan de restauración
La restauración del Baldaquino se llevará a cabo en tres fases, comenzando con el trabajo y la planificación provisionales y continuando con el diagnóstico y la documentación preliminares e in situ.

En la tercera fase, los trabajos de restauración se centrarán en restaurar las superficies metálicas (bronce y hierro), las superficies de piedra y las estructuras de madera del Baldaquino.

El proyecto, que se espera cueste unos 700.000 euros (aproximadamente 768.000 dólares), está siendo financiado en su totalidad por Caballeros de Colón, dijo el cardenal Gambetti, “en un espíritu de servicio a la Iglesia y al Papa”.

Más que una simple renovación histórica y arquitectónica, añadió el Caballero Supremo Kelly, “es una renovación de la profesión de fe de los Caballeros y el apoyo al Santo Padre”.+