Lunes 18 de octubre de 2021

Piden se retire la imagen de la Virgen ridiculizada con un pañuelo verde

  • 1 de abril, 2019
  • Buenos Aires (AICA)
El 28 de marzo, un grupo de ciudadanos junto con miembros de Abogados por la Vida, fueron recibidos por el Secretario de Culto de la nación, doctor Alfredo Abriani, a quien le entregaron un escrito con más de 18.000 firmas, en el que le pedían que intervenga para que se retire la imagen de la Virgen ridiculizada con un pañuelo verde que se encuentra en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti.
Doná a AICA.org
El jueves 28 de marzo, un grupo de ciudadanos acompañados con miembros de Abogados por la Vida, fueron recibidos por el Secretario de Culto de la nación, doctor Alfredo Abriani, a quien le entregaron un escrito refrendado por más de 18.000 firmas, en el que le pedían que intervenga para que se retire inmediatamente de exhibición la imagen de la Virgen que fue ridiculizada con un pañuelo verde y se encuentra todavía en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti.



"El doctor Abriani -relataron a AICA- nos dijo que desde el primer momento entendió que la imagen era ofensiva y compartía nuestro reclamo. Aún así, dijo que el Centro Cultural en cuestión depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos".

"Le planteamos -explicaron- que los cristianos son ridiculizados, atacados, pintan y queman las catedrales en cada marcha feminista, pero nunca se toman medidas serias para frenar esos atropellos, y si la ofensa la hubieran realizado a otra religión, como el islam o el judaísmo, ya se habría eliminado la supuesta "obra de arte".

El doctor Abriani -manifestaron- se comprometió a ayudarnos a seguir avanzando en nuestro reclamo, y poder dirigir nuestro pedido a la Secretaría de Derechos Humanos.

Recientemente la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) expresó su "dolor e indignación" ante este agravio "que hiere la sensibilidad religiosa de los católicos", porque "se han desfigurado imágenes que para los católicos son sagradas, ya que detrás de la iconografía religiosa está la fe de gran parte de nuestro pueblo, que en esas imágenes encuentra un punto de contacto con lo que cree y son objeto de su devoción" y "como obispos tenemos la misión de cuidar esa fe, por lo que no podemos callar ni dejar pasar esta situación".+