Viernes 2 de diciembre de 2022

Patriarca caldeo pide un gobierno de "emergencia nacional" para salvar a Irak

  • 31 de agosto, 2015
  • Bagdad (Irak) (AICA)
"Es necesario para Irak un gobierno de emergencia nacional, que esté en grado de representar a todos los componentes del país, ya sean chiítas, sunnitas o kurdos, árabes o turcómanos, cristianos o yazidíes, para garantizar la salvación y la unidad en un período crítico", escribe el patriarca caldeo Louis Raphael Sako I, en una carta enviada a las máximas autoridades de Bagdad.
Doná a AICA.org
"Es necesario para Irak un gobierno de emergencia nacional, que esté en grado de representar a todos los componentes del país, ya sean chiítas, sunnitas o kurdos, árabes o turcómanos, cristianos o yazidíes, para garantizar la salvación y la unidad en un período crítico", escribe el patriarca caldeo Louis Raphael Sako I, en una carta enviada a las máximas autoridades de Bagdad.

La carta del patriarca caldeo fue dirigida al presidente Fuad Masum; el primer ministro, Haider al-Abadi, y el presidente del parlamento, Salim Abdullah al-Jabouri. En el texto, señala AsiaNews, el patriarca se dirige a los líderes políticos e institucionales como "un iraquí que ama a su país" y "respeta a todos los iraquíes".

Desde hace tiempo está atravesando un profundo enfrentamiento político, que se refleja en la lucha- política y armada- entre sunnitas y chiítas (estos últimos son mayoría en el país) y es causa de violencia, atentados y divisiones. En este contexto se coloca la guerra iniciada por el Estado islámico, que conquistó amplias porciones del país, sobre todo en el norte (Mosul) y en el oeste.

A la violencia se agrega el problema de la corrupción y de la mala administración, que el actual Ejecutivo trata de combatir en un intento de restituir la unidad y la solidez al país.

Monseñor Sako advierte que las reformas sean discutidas "sabiamente", para que gocen de "legitimidad" a los ojos de los ciudadanos. Además, la clase política y dirigente debe ser "equilibrada" y respetuosas de la variedad de "componentes nacionales", eligiendo personas de "alta integridad y profesionalidad". Se necesitan también reformas urgentes, para hacer salir a Irak de una situación de emergencia, que ha puesto en peligro la existencia misma del Estado.

Entre las prioridades del patriarca caldeo está también la necesidad de "integrar las milicias" étnicas y confesionales dentro "del ejército regular y de la policía".

Asimismo el patriarca caldeo se dirige también al presidente del Parlamento de la región autónoma del Kurdistán iraquí, Mohammed Yusuf sadiq, para lanzar un mensaje a los "queridos hermanos representantes de los partidos kurdos". En primera instancia, Mar Sako recuerda que es justamente la región Kurda la que recibió y hospedó a miles de refugiados cristianos -huyendo de Mosul y de la planicie de Nínive por el avance de las milicias yihadistas- y por esto "los cristianos son parte de ella". Él desea que se mantengan "las grandes conquistas", entre las cuales están "la estabilidad, la seguridad, la prosperidad económica, social y cultural" que son "una gran bendición".

En referencia a la escritura de la nueva Constitución, que se está estudiando en el Parlamento local, Mar Sako desea que pueda ser "pospuesta" a causa de la "situación actual", para que pueda ser redactada sin apuros, y que tenga una carácter "permanente".

Finalmente, el patriarca propone la renovación del mandato presidencial de la región por dos años, a través de un "consentimiento político", no por vía electoral, porque la situación actual exige "sabiduría" y se debe evitar comprometer "el interés público".

Expropiación de bienes de los cristianos
En otro orden de cosas el Patriarcado caldeo entregó, este domingo 30 de agosto, el primer expediente con los 14 casos, documentados, de expropiación ilegal de bienes inmuebles de cristianos en Bagdad a los responsables del comité recientemente establecido por las autoridades políticas iraquíes, con la tarea específica de recopilar información y disponer medidas concretas con respecto a la violencia que sufren los cristianos en la capital iraquí.

La comisión ad hoc había instado a los organismos eclesiásticos a recopilar información sobre los casos de expropiación, secuestro, extorsión y acoso que en los últimos meses sufrieron principalmente los cristianos de Bagdad. En el expediente, además de los casos de expropiaciones ilegales de propiedad, también se informa de los nombres de los cristianos secuestrados y víctimas de extorsiones.

En los últimos meses, tanto en Bagdad como en otras ciudades iraquíes, se multiplicaron los casos de viviendas y terrenos expropiados ilegalmente a sus respectivos propietarios cristianos a través de la producción de documentos legales falsos, haciendo imposible recuperarlos a sus legítimos propietarios. El fenómeno fue capaz de afianzarse gracias a la colusión de algunos funcionarios corruptos y deshonestos.

El pasado 13 de julio, el patriarca Louis Raphael Sako I había realizado un llamamiento público a las autoridades políticas e instituciones del país, pidiendo al gobierno una mayor protección contra las bandas de delincuentes que atentan contra los bienes y las personas.+