Lunes 6 de diciembre de 2021

Padre Lombardi: "El Papa está bien y muy contento por el recibimiento que tuvo"

  • 14 de agosto, 2014
  • Seúl (Corea del Sur)
En rueda de prensa con los periodistas acreditados en la visita papal a Corea del Sur, el portavoz vaticano, padre Federico Lombardi SJ, hizo un balance del primer día de la visita apostólica de Francisco a Corea. "El Papa está en buena forma y está muy contento por el recibimiento recibido durante su primer día de viaje a Corea del Sur", expresó.
Doná a AICA.org
En rueda de prensa con los periodistas acreditados en la visita papal a Corea del Sur, el portavoz vaticano, padre Federico Lombardi SJ, hizo un balance del primer día de la visita apostólica de Francisco a Corea. "El Papa está en buena forma y está muy contento por el recibimiento recibido durante su primer día de viaje a Corea del Sur", expresó.

El vocero papal señaló que fue particularmente apreciada la presencia de la presidenta de la República en el aeropuerto, ya que no siempre los jefes de estado van hasta la escalera del avión. Esta presencia indica el valor que el pueblo coreano, no solo católico, da a esta visita.

El Papa también agradeció la presencia en el aeropuerto de algunos laicos, entre los que estaban los descendientes de los mártires que serán beatificados próximamente. Este signo fue leído como exaltación de la familia en Corea, en sintonía con la tradición cristiana.

Después de la llegada, el Papa se dirigió a la nunciatura, donde celebró misa y predicó en presencia de un número reducido de fieles, entre los que estaban algunas religiosas.

El discurso de la presidenta fue muy valorado ya que reconoció el papel de la Iglesia en el desarrollo del país. También se habló del sufrimiento de la separación, desde hace casi setenta años, de las dos Coreas. Por lo tanto, es importante el compromiso por la reconciliación y la paz, y por eso es necesario continuar trabajando en este sentido.

El Santo Padre, refiriéndose a la tradición de los últimos Pontífices, en particular a Juan Pablo II, asoció la construcción de la verdadera paz al restablecimiento de una auténtica justicia.

En el encuentro con los obispos, Francisco subrayó los riesgos de la mundanización del clero y sobre cómo este fenómeno puede alejar el cuidado y la atención efectiva y afectiva hacia los más pobres y necesitados, degradando la misión de la Iglesia en el mundo.

El vocero papal destacó, además, la presencia discreta en Corea de algunos jóvenes de China que, a pesar de la reticencia de su gobierno, quisieron participar de la Jornada de la Juventud asiática junto al papa Francisco.

Mañana, 15 de agosto, solemnidad de la Asunción, y fiesta nacional por Liberación de Corea de 1945, el papa Francisco viajará a Daejeon, donde en el estadio de fútbol se celebrará la Misa. Luego almorzará en el Seminario Mayor con una delegación de jóvenes que participan en la VI Jornada de la Juventud Asiática antes de encontrarse con los jóvenes en el Santuario de Solmoe, lugar que recuerda el martirio de San Andrés Kim.

La misión del cardenal Filoni
El padre Lombardi justificó la ausencia en este viaje del cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, enviado por el Papa a Irak. El purpurado envió un mensaje de cordialidad a los periodistas y en la ciudad de Erbil, donde estuvo ayer, se reunió con los obispos de la región y parte de la población, especialmente con los desplazados. Ellos expresaron su gratitud al Papa por su cercanía.

El director de la oficina de prensa del Vaticano también informó que el Santo Padre está tomando medidas con acciones de caridad para aliviar el sufrimiento de los refugiados cristianos en la antigua Babilonia.

Para los obispos de la región de Medio Oriente es como si hubiera nacido una estrella de esperanza. El cardenal Filoni se reunirá pronto, durante su misión, con el jefe de Estado de Irak.+
(Trad. Rocío Lancho García)