Martes 22 de septiembre de 2020

Pacto de Fidelidad: Esperanzador mensaje de Mons. Cargnello en medio de la pandemia

  • 15 de septiembre, 2020
  • Salta (AICA)
"Señor del Milagro, golpeamos la puerta de la llaga de tu costado para entrar en tu Corazón y celebrar el Pacto contigo. Escúchanos, abrázanos, te necesitamos", clamó el arzobispo de Salta

El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, renovó el Pacto de Fidelidad, con un llamado a entonar el Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís como “una ofrenda de esperanza para nuestros hermanos y un canto de alabanza al Señor que sigue buscando el amor de un pueblo”.

“¡Señor del Milagro! Aquí estamos en esta tarde de un 15 de setiembre muy especial. Todo lo que deseábamos preparar para rendirte nuestro homenaje y contigo a tu Madre, nuestra Señora del Milagro, no pudo ser”, reconoció al empezar su reflexión. 

El prelado dirigió su mirada confiada al Señor, para expresar que el pueblo salteño quiere enfrentar sus vulnerabilidades, esas que en este tiempo de pandemia “invitan a repensar, cada uno, su lugar en el mundo”.

Monseñor Cargnello se refirió a la vulnerabilidad física y social, a la vulnerabilidad política e ideológica y a la vulnerabilidad económica, y se ubicó simbólicamente en una plaza en soledad como lo hizo el papa Francisco el 27 de marzo, para exclamar: “Aquí están nuestras familias, aquí están nuestras comunidades parroquiales, nuestras instituciones, nuestra comunidad eclesial. Aquí están todos tus devotos, tus peregrinos cuyos corazones, tendidos desde distintos lugares del mundo, miran hacia aquí y te dicen: ¡Somos tuyos!”

“En la soledad conmovedora de una plaza que añora la multitud parece escucharse tu voz que nos dice: ¡No! Este año yo los quiero cargar a cada uno de ustedes. Necesito que ustedes salgan de dentro de sus seguridades y vayan a las calles de los demás, de la humanidad que tiene necesidad de ustedes, los cristianos, para que le muestren un mundo nuevo, una humanidad distinta, reconciliada, fraterna”.

“Necesito que ustedes muestren en su estilo de vida que mi amistad llena el corazón del hombre y le da sentido a la vida, a la familia, a la sociedad. Necesito que cada cristiano muestre que el corazón humano sólo puede alcanzar su plenitud en su apertura al bien, a la verdad y a la belleza; que es posible vivir en una austeridad solidaria, en un estilo de vida fraternal, en un clima de ayuda mutua, de compromiso auténtico con el otro, de perdón que estimula a recomenzar cada día”, añadió.

El arzobispo salteño le agradeció al Señor manifestando: “Queremos descubrirte y ponernos a tu servicio en los hermanos que nos necesitan. Queremos agradecer contigo a todos los que nos cuidan. Al mundo de los servidores de la salud, médicos, enfermeros, bioquímicos, fisioterapeutas, nutricionistas, psicólogos, técnicos, personal jerárquico y administrativo, de farmacias, de limpieza, cocina, lavandería y mantenimiento, camilleros y proveedores. También al mundo de los que cuidan de la seguridad, a la policía y a las distintas fuerzas, a los trabajadores de los servicios esenciales, a todos, a todos”.+

» Texto completo del pacto

NOTICIAS RELACIONADAS