Jueves 2 de febrero de 2023

Ordenación de dos nuevos sacerdotes en Santiago del Estero

  • 30 de noviembre, 2022
  • Santiago del Estero (AICA)
El obispo Vicente Bokalic ordenó sacerdotes a los diáconos Luis Escañuela Revilla y Alejandro García. "Sean pastores y formadores de comunidades con paciencia, humildad y mansedumbre", les pidió.
Doná a AICA.org

La catedral basílica Nuestra Señora del Carmen se vistió de fiesta para la ordenación sacerdotal de los diáconos Luis Escañuela Revilla y Alejandro García, que presidió el 25 de noviembre el obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic Iglic CM, y concelebró el obispo auxiliar, monseñor Enrique Martínez Ossola.

El prelado les pidió a los nuevos presbíteros que "tengan siempre un corazón amplio, la Palabra que será fuerza para su vida los hará santificadores del pueblo de Dios". 

El padre Escañuela Revilla eligió como lema de ordenación el pasaje evangélico "Les daré pastores según mi corazón" y el padre García, "Yo en ellos y tú en mí".

Tras la presentación de los ordenandos, monseñor Bokalic destacó: "Sus padres les transmitieron la fe, y en ese amor inmenso creció la vocación sacerdotal, por ello siéntanse bendecidos. Jesús eligió a algunos hombres para que estuvieran con él, los instituyó sacerdotes al servicio de todos...hoy ustedes han sentido ese llamado y comenzaron un camino, atraídos por el amor infinito de Jesús". 

Asimismo, destacó que, "en este camino transitado, han tenido un tiempo para estar cerca y preguntarle al Señor: '¿Qué quieres de mi?', y fueron descubriendo cuál era la voluntad de Dios. Hoy serán sacerdotes de Cristo, él es el fundamento sobre el que se construye este camino". 

El prelado santiagueño también pidió que "cada Eucaristía sea un encuentro profundo y sigan descubriendo su riqueza inagotable. Serán mediadores entre Dios y la gente; los sufrientes, los pobres y abandonados deben estar siempre en la eucaristía, crezcan a su lado, porque una eucaristía bien vivida los fortalecerá". 

"Luis y Alejandro, sean pastores y formadores de comunidades con paciencia, humildad y mansedumbre. El sacerdocio nos da cierta autoridad, pero no se la crean: la autoridad de Cristo es el servicio. Aprendan de la gente más sencilla y humilde; entreguen el pan y el catecismo a nuestro pueblo, y que Jesús y nuestra Madre los bendigan", añadió.

Posteriormente, se realizó la Letanía de los Santos, y la imposición de manos de parte de monseñor Bokalic y monseñor Martínez Ossola. Acto seguido, los nuevos sacerdotes fueron revestidos, lo que constituyó un momento de gran emoción por la presencia de sus madres. Luego, recibieron la unción de las manos, el cáliz y la patena y el abrazo de la paz. 

Antes de concluir la ceremonia los nuevos sacerdotes se dirigieron a la asamblea. El padre Escañuela Revilla señaló: "Dios me ha sabido reconfortar cada día en el camino de la vocación, camino de alegría pero también de lucha, de muchas dificultades; pero él estaba ahí y todo se hacía más claro. Quiero agradecer a mi familia, a mis amigos porque ellos han tenido gran parte de Dios en este camino vocacional, en esta entrega, en este Sí que he dado. Que Dios les recompense con mucho amor y mucha paz en sus almas”. 

A su turno, el padre García expresó: “He experimentado la misericordia de Dios; la misericordia que, desde ese primer momento, ha comenzado a prender fuego en mí; esa misericordia que quiero compartir con todos. Gracias a ustedes, familia, amigos, comunidades parroquiales, la vocación surge desde la oración: sigan rezando”.+