Domingo 28 de noviembre de 2021

OMP: Seminaristas y novicias reunidos por "una Iglesia en salida"

  • 20 de septiembre, 2019
  • Buenos Aires (AICA)
Segundo Encuentro de Jóvenes en Formación Inicial para la Vida Religiosa, que organizó la Pontificia
Doná a AICA.org

Seminaristas diocesanos y novicias de congregaciones participaron del Segundo Encuentro de Jóvenes en Formación Inicial para la Vida Religiosa, que organizó la Pontificia Unión Misional (PUM) en la sede nacional de las Obras Misionales Pontificias del barrio porteño de Almagro.



Seminaristas de las diócesis de Neuquén, Río Gallegos, Alto Valle del Río Negro, Gualeguaychú, Zárate-Campana, Avellaneda-Lanús, Castrense y novicios de Nuestra Señora de la Consolata, participaron de este encuentro de formación para una “Iglesia en salida”, del que también fueron parte las Pequeñas Hermanas de la Sagrada Familia, Hijas de la Natividad de María y Carmelitas Misioneras.



Estuvieron representados ocho países, pero con una única misión: “Reconocer, vivir y convencernos de que la misión es y debe ser, cada vez más, el paradigma de la vida y de la obra de la Iglesia, y por lo tanto, de todo cristiano”, en palabras del papa Francisco al convocar al Mes Misionero Extraordinario (MME).



La oración, la reflexión y la acción fueron el eje de las jornadas, que se desarrollaron teniendo en cuenta también las cuatro dimensiones que indica el Papa para vivir el camino de preparación y realización del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019:



* El encuentro personal con Jesucristo vivo en su Iglesia a través de la Eucaristía, la Palabra de Dios, la oración personal y comunitaria.

* El testimonio: los santos, los mártires de la misión y los confesores de la fe, expresión de las Iglesias esparcidas por el mundo.

* Formación misionera: escritura, catequesis, espiritualidad y teología.

* La caridad misionera.



“Es muy importante en este tiempo, fortalecer la vocación sacerdotal y religiosa en la misión de cada día”, dijo Favio Rosso, secretario nacional de la PUM, y planteó: “¿Qué concepto de misión tienen los jóvenes aspirantes a la vida consagrada?”.



“La propuesta concreta fue el encuentro y la reflexión sobre la misión y poder pensar y trabajar juntos en el contexto del Mes Misionero Extraordinario propuesto por el papa Francisco para este año”, precisó, y recordó que es “tiempo de tomar mayor conciencia del don del bautismo, de la Eucaristía, del don de la Iglesia, el hecho de identificarnos más conscientemente con la llamada específica a vivir la misión ad gentes”.



La hermana Ivana Lineares, secretaria de la Propagación de la Fe, manifestó que “son jóvenes con un gusto y compromiso por la misión” y destacó también “la alegría que tienen cuando se encuentran con la posibilidad de compartir con otros la misma inquietud y entusiasmo misionero y hubo una muy buena predisposición a la propuesta sintiéndose movilizados”.



El padre Jerzy Faliszek SVD, director nacional de Obras Misionales Pontificias finalizó diciendo que el encuentro es parte de la formación permanente que se ofrece desde la Pontificia Unión Misional, obra fundada por el Beato Paolo Manna.



El religioso rescató palabras del beato, que muestran “el carisma de ofrecer una adecuada formación misionera a quienes —como obispos, sacerdotes, religiosos/as o agentes de pastoral— tienen una responsabilidad especial en la animación misionera de las comunidades cristianas”.



Asimismo, abogó para que la información misionera llegue a todos: “Estoy convencido de que la clave del problema misionero está en manos de los sacerdotes quienes tienen el deber de promover, inspirar y guiar un gran movimiento misionero entre los fieles”, sostuvo.



“Para nosotros es siempre importante formar a seminaristas, a la vida religiosa, laicos, agentes multiplicadores que luego impregnarán luego con un rostro misionero las diferentes pastorales. Por eso en esta etapa donde ellos tienen mucho entusiasmo, creatividad y apertura nos parece importante desde la formación inicial acompañarlos y reflexionar juntos sobre el hacer de nuestros corazones y mentes discípulos misioneros”, concluyó.



El encuentro cerró con una misa en la Santa Casa de Ejercicios Espirituales, presidida por el rector del Seminario San Pedro y San Pablo (Patagonia), presbítero Ariel Silguero, y concelebrada por el presbítero Sergio Caparros y el padre Faliszek.



Informes: comunicacion@ompargentina.org.ar y www.ompargentina.org.ar.+