Domingo 3 de julio de 2022

ODSA UCA presentó el impacto del AUH a diez años de su instrumentación

  • 22 de marzo, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
La Asignación Universal por Hijo alcanzó a más de un tercio de las infancias del país entre 2010 y 2020, dos tercios de ellas de niveles socioeconómicos bajos. Marcan algunos de los efectos positivos.
Doná a AICA.org

En el marco de los Seminarios Académicos Agenda para la Equidad 2022, el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (ODSA UCA) presentó el informe especial "Evaluación del impacto de la Asignación Universal por Hijo (AUH) en la infancia a diez años de su implementación".  

La apertura estuvo a cargo de Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social Argentina (UCA) y Hugo Buisel Quintana, secretario general de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC). El informe fue presentado por Santiago Poy, (Conicet-UCA) quien expuso los principales resultados.

Asimismo, contó con un panel de comentaristas integrado por Guillermo Schweinheim, director del Centro de Estudios y Formación Profesional “La Piedad” de APOC y María del Carmen Feijoó, socióloga, experta en desarrollo social, educación y pobreza. Ha sido investigadora del Conicet y secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Políticas Sociales. La moderadoración estuvo a cargo de Ianina Tuñón, coordinadora del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia (ODSA UCA). 

  

El documento procura estimar los efectos de la Asignación Universal por Hijo (AUH) en indicadores de bienestar y desarrollo humano de la infancia y adolescencia en la Argentina.  El estudio presenta los siguientes contenidos:  

  1. Caracterización sociodemográfica a la pobla­ción de niños y niñas y adolescentes destinatarios y destinatarias de la AUH y sus cambios en el tiempo. 
  2. Descripción de la población destinataria en una serie de indicadores de resultado ligados a la AUH, como la situación socioalimentaria, de salud, de educación y estimulación.  
  3. Evaluación de los efectos de la AUH en términos de reducción de pobreza e indigencia por ingre­sos.  
  4. Evaluación de impacto en 4 dimensiones: situación socioeconómica y alimentaria, salud, educación y estimulación y protecciones especiales al trabajo infantil. 

La fuente de información es la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA) Serie Bicente­nario y Serie Agenda para la Equidad.  El informe exhibe resultados positivos de la AUH sobre la pobreza, la indigencia, los ingresos y la inseguridad alimentaria de los destinatarios. También muestra efectos positivos sobre indicadores educativos y de salud.  

Principales resultados 

  • La AUH ha ido extendiendo su cober­tura en el período 2010-2020, hasta alcanzar a más de un tercio de los niños, las niñas y los adolescentes del país.  
  • Más de dos tercios de los niños destinatarios pertenece a los niveles socioeconómicos más bajos, alrededor de tres cuartas partes viven en hogares pobres por ingresos y casi un quinto de ellos viven en hogares en situación de indi­gencia.  
  • Dentro del perfil sociodemográfico de las fami­lias se destaca la mayor prevalencia de hogares monoparentales, extensos y más numerosos que sus pares no destinatarios.  
  • Entre 2010 y 2020 se incrementó la pobreza monetaria en la infancia argentina, y el efecto de la AUH sobre la incidencia de la pobreza se ubicó en un -13,2% en 2010-2013, en -11,9% 2014-2017 y se redujo a -4,5% en 2018-2020. El efecto es significativamente más fuerte en la indigencia: es de casi 50% en cada uno de los tres períodos analizados. Además, la AUH reduce casi 20% la brecha de pobreza y entre 30 y 40% la brecha de indigencia.  
  • La AUH ha tenido un impacto positivo y sostenido en el tiempo sobre el ingreso per cápita familiar y la situación de seguridad alimentaria de niños y adolescentes. El ingreso per cápita familiar de la población destinataria fue casi 40% superior durante el período 2010-2017 al del grupo de comparación. Asimismo, la AUH implicó una reducción de entre 3 y 6 puntos en la inseguri­dad alimentaria de la población destinataria en comparación con el grupo de control.  
  • Se observaron efectos positivos de la AUH en la reducción de distintos déficits en indicadores de salud. Sin embargo, los impactos en la dimensión no fueron persistentes en el tiempo. Se apreciaron resultados positivos en la reducción del déficit en el cumplimiento del calendario de vacunación, del déficit de consulta médica y del déficit de consulta odontológica. Los impactos en la reducción del déficit de vacunas y de control odontológico sólo se evidenciaron en 2018-2020, en el marco de un fuerte empeoramien­to de la situación en los niños del grupo de control. En el caso del déficit de consulta médica, se observó un efecto positivo más intenso entre la población de niños cuya madre tenía baja educación, vivían en barrios informales o en el Área Metropolitana de Buenos Aires 
  • De manera congruente con estudios previos, se identificaron impactos positivos de la AUH en la reducción de los déficits educativos. La AUH contribuyó a la reducción de la no asistencia escolar en la población de niños de 5 a 17 años. El impacto del programa en la reducción de la no asistencia a la escuela se estimó entre -1,4 y -3,9 puntos, según el período considerado. La reduc­ción del déficit educativo asociado fue supe­rior entre los adolescentes de 13 a 17 y entre los niños con madres de menor nivel educativo y más jóvenes. En los demás indicadores conside­rados de la dimensión de estimulación, sólo se evidenció un efecto positivo en la reducción de la probabilidad de no haber festejado el último cumpleaños entre 2010 y 2013 y se registró un efecto positivo entre 2010 y 2017 en la probabili­dad de haber sido receptor de cuentos y cancio­nes por parte de los adultos de referencia.  
  • Por último, se encontró un efecto positivo de la AUH sobre la reducción de la propensión a reali­zar trabajo económico y doméstico intensivo en el período 2014-2020. El impacto de la AUH en la reducción de la realización de trabajo infantil económico y doméstico intensivo fue de -3,7 puntos en 2014-2017 y de -3,3 puntos en 2018-2020, una reducción de riesgo relativo de 22,8% y de 20,2% entre los destinatarios con respecto a los niños del grupo de control.

Más información en www.uca.edu.ar y redes sociales.+