Miércoles 29 de junio de 2022

Obispos llaman a cuidar, fortalecer y desarrollar una Patria para el bien común

  • 27 de mayo, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
En un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, celebraron el tedeum en presencia de autoridades nacionales, provinciales, y miembros de otros credos, e invocaron la protección de Dios a la Patria.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, presidió el rezo central de la oración cívico-religiosa en la catedral metropolitana ante la presencia del presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el tedeum también se celebró en las diócesis, principalmente las que son cabecera de provincias.

Concepción
Monseñor José Antonio Díaz, obispo de Concepción presidió el tedeum en la catedral de la Inmaculada Concepción ante representantes del gobierno local. Allí, expresó que “queremos dar gracias a Dios por nuestra patria, por todos aquellos que construyeron nuestra patria y que estuvieron en el origen de lo que hoy nosotros somos”, rememorando asimismo “que nuestra patria está segmentada en base a no solo principios constitucionales, sino también principios y valores que nos fueron constituyendo como patria”.

Seguidamente, subrayó que “nuestro pueblo es lo más importante que nosotros tenemos”, sino “de qué vale tener riquezas y recursos naturales si entre nosotros nos desencontramos de un modo permanente”, reflexionó monseñor Díaz, quien afirmó que “nuestra mayor riqueza son los recursos humanos. Y los recursos humanos se deben potenciar sobre todo mediante una educación con perspectiva de grandeza en todas las dimensiones humanas. Y esa educación nos tiene que ir haciendo un pueblo grande”.

“La gran política que nos hace falta es la política del encuentro, la política de la fraternidad, la política de ese diálogo fecundo que nos haga encontrar caminos comunes y no pequeños senderitos egoístas que nos privan de lo más hermoso que tenemos que es el sueño de una patria grande y una nación”, agregó el obispo de Concepción, reafirmando que “nuestra patria requiere grandeza, la grandeza de los hombres y mujeres, de los niños, de los jóvenes, de los adultos y esa grandeza se construye sobre todo cuando uno busca la verdad y el bien común”.

Mar del Plata
En el tedeum celebrado en la catedral basílica de los Santos Pedro y Cecilia, con la presencia del intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, junto con miembros y autoridades del municipio, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Antonio Mestre, agradeció a Dios por el don de la Patria y por la vida de esta querida tierra argentina que es nuestra casa”. 

Asimismo, monseñor Mestre se refirió al “valor esencial de escucharnos en la vida de la Patria”. “Muchos de los problemas serios, y hasta graves, que complican la vida de nuestra querida Patria, parten de esa falta de escucha profunda que nos lleva a ser indiferentes”, aseguró el obispo de Mar del Plata, quien en el contexto de acción de gracias por la vida de la Patria, pidió a Dios y a la Virgen de Luján, Madre del Pueblo Argentino, “ser todos verdaderos servidores de la Patria cultivando la escucha y el diálogo para el crecimiento de nuestra Nación”. »Texto completo del mensaje

Cruz del Eje
En Cruz del Eje, el obispo diocesano, monseñor Hugo Ricardo Araya encabezó el tedeum en la catedral Nuestra Señora del Carmen y ante la presencia del intendente municipal Claudio Farías, miembros de las fuerzas de seguridad, entre diversas autoridades municipales, educativas, del concejo deliberante.

Durante el mensaje, monseñor Araya pidió centrarse en los jóvenes y el cuidado de la casa común, dos áreas que necesitan especial atención desde lo pastoral y social. “El tema de los jóvenes y de la casa común es para ahora, no para mañana. Querer a la tierra y a la Patria es preparar un futuro con raíces, es buscar a la historia y construir desde ahí, buscando el bien común, que si es una búsqueda autentica siempre privilegiará a los que más sufren”.

San Rafael
El obispo auxiliar de San Juan de Cuyo y administrador apostólico de San Rafael, monseñor Carlos María Domíguez OAR, presidió la oración cívico-religiosa en presencia de las autoridades municipales, provinciales y eclesiásticas, entre otras, para recordar “este nuevo aniversario del primer gobierno patrio nos congrega para dar gracias por los dones de Dios Padre, dones por los que los padres de la Patria supieron, dura y trabajosamente, vivir, luchar y morir”.

Monseñor Domínguez instó a tomar el “compromiso de la construcción de la nación que queremos”. “Somos protagonistas y debemos comprometernos a ello. “El compromiso por el bien común consistirá en desterrar de nosotros toda actitud egoísta e individualista. El bien común será el resultado de la cooperación de las personas y fuente de deberes de todos los ciudadanos”, manifestó el actual administrador apostólico de San Rafael. 

“Debemos abrirnos al encuentro con todos y así lograr una patria de hermanos donde los que gobiernan sean servidores y el pueblo, protagonista y escuchado”, exclamó monseñor Domínguez. »Texto completo del mensaje

Obispado Castrense
En el acto realizado en el Ministerio de Defensa de la Nación, y en presencia del ministro Jorge Enrique Taiana, junto con diferentes autoridades de gobierno y representantes de las distintas fuerzas armadas, el obispo castrense, monseñor Santiago Olivera encomendó que el Señor interceda para lograr la “superación de los rencores y la reconciliación de todos los hermanos para estar siempre al servicio por el bien de la patria”.

“Sabemos que la Patria que nos regalas Señor, es de todos y para todos. Nos une la tierra, la historia, la cultura, los aciertos y errores compartidos, es un don que hemos recibido, y la nación una tarea que nos convoca y compromete nuestro esfuerzo cotidiano”, reflexionó el obispo castrense, al tiempo que invocó a Dios para “asumir esta misión con espíritu fraterno y solidario”.

Gualeguaychú
El obispo de Gualeguaychú, Monseñor Héctor Luis Zordán M.Ss.CC., exhortó en la catedral de San José y ante las autoridades políticas, de las diversas fuerzas de la ciudad y fieles a “ser hombres y mujeres de paz, a ser artesanos de la paz y trabajar día a día en la construcción de este proceso, que significa cuidar nuestro corazón”.

Además, destacó que “no hace falta pensar en la guerra y en la paz a gran escala y tan lejos de nosotros. Las dificultades, los desencuentros, los enfrentamientos que solemos vivir mucho más cerca nuestro tiene que preocuparnos, y al mismo tiempo preocuparnos del trabajo por la paz”, al tiempo que enfatizó que “cada uno de nosotros, con su estilo de vida, debemos  ser  fermento de paz”.

Pero, asimismo, monseñor Zordán indicó que “para realizar procesos efectivos y una paz duradera necesitamos transformaciones artesanales. Necesitamos ser artesanos de la paz. Trabajar en el día a día, el paso a paso. En nuestras pequeñas y cotidianas relaciones. En casa, en el vecindario, en los ámbitos de la política, de la cultura, de la educación, del trabajo, allí donde se realiza nuestra vida podemos ser artesanos de la paz”.

Resistencia
En el tedeum celebrado en la parroquia San Fernando y Santo Cura Brochero, el arzobispo de Resistencia, monseñor Ramón Alfredo Dus pidió a Dios y en presencia de las autoridades políticas y comunidades religiosas de la ciudad presentes “renovar la esperanza y también haciendo memoria del camino que vamos realizando juntos”.

Seguidamente, monseñor Dus aseguró que lo que fortalece la vida son los vínculos y que ciertamente hay también situaciones de desafíos y desencuentros, pero por la fortaleza y el reconocimiento estos mismos vínculos nos ayudan a recomenzar, a ir creciendo juntos y forjar un destino común”. 

“Pensar nuestra sociedad es un camino de construcción constante y por eso en un país como el nuestro para fortalecer nuestros vínculos, fortalecer nuestra paz social es una tarea que nos exige un compromiso entre todos y es un trabajo que nos pide no decaer en el esfuerzo por construir esta unidad de pueblo y de nación que somos", concluyó el arzobispo chaqueño.+

NOTICIAS RELACIONADAS