Jueves 9 de diciembre de 2021

Obispos e imanes denuncian un plan "maquiavélico" para sembrar odio y división entre ellos

  • 15 de junio, 2018
  • Bangui (República Centroafricana) (AICA)
"Llamamos la atención de los ciudadanos de República Centroafricana sobre la venganza ciega que podría conducirnos al genocidio y denunciamos un plan oculto para dividirnos. Los centroafricanos deben saber que quieren tomarnos como rehenes y explotarnos con fines maquiavélicos. "Se instrumenta la religión para sembrar el odio entre la población y dividir el país", denunciaron en diferentes documentos los obispos católicos y los imanes de la República Centroafricana.
Doná a AICA.org
"Llamamos la atención de los ciudadanos de República Centroafricana sobre la venganza ciega que podría conducirnos al genocidio y denunciamos un plan oculto para dividirnos. Los centroafricanos deben saber que quieren tomarnos como rehenes y explotarnos con fines maquiavélicos. "Se instrumenta la religión para sembrar el odio entre la población y dividir el país", denunciaron en diferentes documentos los obispos católicos y los imanes de la República Centroafricana.

"Deben estar alerta para evitar cualquier manipulación", escriben los obispos en su carta titulada "¿Quién nos podrá separar del amor de Cristo?".

"Los actos de violencia que se suceden desde hace tiempo en República Centroafricana tienen como objetivo convertir la crisis política en una crisis confesional", destacan por su parte los líderes islámicos en el documento "Paz, nada más que paz".

"Los líderes musulmanes, católicos, evangélicos y centroafricanos, al condenar la violencia "se hicieron un solo hombre para reconocer la naturaleza secular de nuestro país y la libertad de culto garantizada por la Constitución con el fin de bloquear el camino para los que quieren transformar la crisis política en una crisis entre comunidad o confesiones", aseguran los Imames.

Los actos de violencia han afectado a lugares de culto, musulmanes y cristianos, con el asesinato de imanes, pastores y sacerdotes.

Por último los prelado centroafricanos recomiendan que el gobierno y la Minusca (Misión de la ONU en África Central) coordinen sus esfuerzos para proteger a la población, detener la violencia y poner fin a la impunidad de los diversos grupos armados que dominan el país.