Viernes 14 de junio de 2024

Obispos europeos piden solidaridad energética

  • 8 de noviembre, 2022
  • Bruselas (Parlamento Europeo)
La Comisión Episcopal de la Comunidad Europea (Comece) hizo un llamado a la Unión Europea a la solidaridad energética de cara al próximo invierno.
Doná a AICA.org

El invierno se acerca y el fantasma de la falta de energía acecha a los europeos. En respuesta a esta situación la Comisión Episcopal de la Comunidad Europea (Comece) emitió ayer un comunicado en el que los obispos piden un acceso justo a la energía, a precios asequibles para todos, especialmente para los más débiles, sin perder de vista los objetivos a largo plazo de una transición energética justa y sostenible.

En el contexto de la agresión rusa contra Ucrania, la excesiva dependencia de la Unión Europea (UE) de un único proveedor de petróleo y gas permitió a Rusia utilizar los suministros energéticos como arma. Esta situación no solo incrementó la inseguridad energética de Europa, sino que también provocó que la subida de los precios afectara negativamente a todas las sociedades de la UE, en particular a sus miembros más vulnerables. 

“Mientras algunas empresas quiebran, otras están despidiendo trabajadores y muchas personas ya no pueden hacer frente al aumento del costo de vida”, advirtió la Comece.

Al acercarse el invierno, hizo un llamado a la solidaridad colectiva, alentando a todos los miembros de la sociedad a cuidarse unos a otros y consumir energía de manera responsable. En particular, pidió a los responsables políticos de la UE que aborden la crisis actual sin perder de vista los "objetivos a largo plazo de una transición energética justa y sostenible".

Tres principios
La Comece señaló tres principios a los líderes políticos: el destino universal de los bienes, la opción preferencial por los pobres y la justicia y la paz. Los animó a proporcionar energía asequible a los más afectados mediante restricciones temporales y una distribución justa de los recursos; priorizar la eficiencia energética e intensificar la búsqueda de formas alternativas de energía; y buscar una asociación energética responsable basada en valores y sentar las bases para un nuevo sistema energético global guiado por los principios de equidad, solidaridad, participación inclusiva y desarrollo sostenible.+