Domingo 2 de octubre de 2022

Obispos de Uruguay y Costa Rica solidarios con sus pares nicaragüenses

  • 16 de agosto, 2022
  • San José (Costa Rica) (AICA)
Siguen las manifestaciones de apoyo hacia la Iglesia nicaragüense. El episcopado de Costa Rica instó a rezar por Nicaragua en todas las misas del país este 15 de agosto.
Doná a AICA.org

“Queremos expresar nuestra cercanía al pueblo y los pastores nicaragüenses, que en esta difícil situación siguen anunciando la Buena Noticia del Evangelio”, expresó en un comunicado el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU). En tanto el episcopado de Costa Rica convocó “de manera especial”, en la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el 15 de agosto, “a que todas las Eucaristías, en todas las diócesis de Costa Rica, se ofrezcan en favor de la Iglesia en Nicaragua.

En sendos comunicados ambos episcopados manifestaron su “preocupación, solidaridad y su unión en la oración por la situación que vive la Iglesia del hermano pueblo de Nicaragua” se lee en el difundido por el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal del Uruguay. 

“Conscientes de la profunda devoción que el pueblo nicaragüense profesa por la Madre de Dios, queremos manifestar nuestra cercanía espiritual y solidaridad en la oración la Iglesia que peregrina en el hermano país”, escriben por su parte los obispos de Costa Rica, en un comunicado firmado por su presidente, monseñor José Manuel Garita Herrera.

Los obispos costarricenses invitaron a los párrocos y sacerdotes en general, añadir “dos preces” a la oración universal de los fieles: “Que los creyentes nicaragüenses sigan confiando en la grandeza de Dios y continúen testimoniando el Evangelio en las condiciones de persecución que están enfrentando”, para las misas en la vigilia de la Asunción y para las misas del 15 de agosto la intención de oración fue: “Por la Iglesia que vive en Nicaragua, para que la Asunción de María, primicia de la humanidad glorificada, les dé ánimo y fuerza para mantenerse fieles en medio de la persecución”. 

“Que la Inmaculada Concepción de la Virgen María, Patrona de Nicaragua, los guíe y acompañe e interceda por esta Iglesia hermana y la ayude en la construcción de la justicia y de la paz”, se lee en el comunicado del episcopado uruguayo firmado por el obispo de Salto, monseñor Arturo Fajardo y el arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla, presidente y vicepresidente respectivamente de la CEU.

Cardenal salvadoreño espera que los nicaragüenses puedan expresar su fe "libremente"
El obispo auxiliar de San Salvador, el cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chavéz, dijo este lunes 15 de agosto que espera que la situación en Nicaragua se vaya "normalizando" para que los ciudadanos puedan "libremente expresar su fe".

"Hay mucho sufrimiento en el pueblo nicaragüense, en el pueblo católico principalmente, saben que estamos con ellos y deseamos que pronto se vaya normalizando para que haya paz de verdad y la gente pueda libremente expresar su fe", manifestó el purpurado a los periodistas.

El cardenal Rosa Chavez apeló a que la situación "se vaya resolviendo pacíficamente, que el diálogo vaya finalmente estableciéndose para que todos estemos en paz".

A comienzos de agosto, el cardenal salvadoreño indicó que la "persecución" que vive la Iglesia católica nicaragüense por parte de las autoridades gubernamentales es actualmente el "caso más horrendo" de "martirio" de la región.

Las declaraciones del obispo auxiliar de San Salvador se dan luego que la diócesis nicaragüense de Siuna denunció este lunes la detención y desaparición de uno de sus sacerdotes, en medio de tensiones entre el Gobierno Ortega y la Iglesia católica de Nicaragua.

"La tarde del domingo 14 de agosto fue detenido el presbítero Óscar Benavidez, párroco de Espíritu Santo", en el municipio de Mulukuku, en la Región Autónoma del Caribe Norte de Nicaragua, informó la diócesis de Siuna en una declaración.

Benavidez es el tercer sacerdote detenido en lo que va del año en Nicaragua, y el noveno que se encuentra bajo custodia policial, incluyendo al obispo Rolando Álvarez y otros cinco sacerdotes que están encerrados desde el pasado día 4 en el palacio episcopal de Matagalpa.+