Viernes 23 de abril de 2021

Nuevos destinos pastorales en la arquidiócesis de Mercedes-Luján

  • 16 de diciembre, 2020
  • Mercedes (Buenos Aires) (AICA)
Mediante un comunicado con fecha 7 de diciembre de 2020, el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, informó sobre nuevos destinos pastorales para el clero de la arquidiócesis.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, comunicó nuevos destinos pastorales para sacerdotes y diáconos de la arquidiócesis.

“El papa Francisco en su encíclica Fratelli tutti, nos invita a soñar y a vivir una sincera fraternidad para que el mundo sea más humano. En nuestra Iglesia necesitamos vivir esa fraternidad y ser así testigos de Jesús y su Evangelio para que el mundo crea”, expresó el prelado. 

En ese sentido, y con la intención de “cuidar nuestros vínculos, basándolos en la confianza y en la libertad y alcanzar así un modo sano de relacionarnos para ser comunidades misericordiosas, samaritanas y en salida”, monseñor Scheinig realizó cambios en algunas parroquias.

“Y porque considero que cambiar un pastor de una comunidad a otra es algo muy importante para nuestra Iglesia, ese discernimiento lo realicé desde un diálogo fecundo con cada uno de ellos y con mis dos vicarios generales”, aclaró. “Les agradezco de corazón a todos su disponibilidad, generosidad y su fidelidad al Señor y a su Iglesia”. 

En este caminar, anticipó, la arquidiócesis tendrá algunas experiencias de “Equipos Sacerdotales”, teniendo en cuenta la figura de “Párrocos Solidarios”. “Pasaremos del párroco y el vicario, a dos sacerdotes que ya han sido párrocos, con la misma misión, autoridad y cargo, tratando de ser un equipo fraterno al servicio de esa comunidad. Serán también equipos sacerdotales los de la basílica de Luján y el seminario”, explicó.

“Estoy convencido que éste es el camino a seguir: sacerdotes que viviendo juntos puedan llevar adelante la tarea pastoral para que las parroquias a su cargo y en estrecha comunión con los laicos y el mismo vecindario, puedan seguir dilatando el Reino de Dios que es la tarea que nos encomendó Jesús y lo sigue haciendo Su Iglesia. Me comprometo a acompañar de cerca estas experiencias”, aseguró.

“Asimismo, como ustedes saben, no tenemos el número suficiente de sacerdotes para replicar este modo en todas las comunidades y territorios de la diócesis. Por eso algunos sacerdotes seguirán solos a cargo de sus comunidades. Pero deseo que estas experiencias nos vayan iluminando para ver cómo los sacerdotes fraternalmente juntos y solidarios, pueden desempeñar en equipo, su tarea pastoral”.

En el equipo de la basílica de Nuestra Señora de Luján, se desempeñará como rector el presbítero Lucas García, y como rector administrativo el diácono permanente Diego Ocampo. Serán sus sacerdotes el presbítero Eugenio Sánchez, el presbítero Pablo Martínez (de la arquidiócesis de Buenos Aires), el presbítero Sebastián Ríos (por ordenarse sacerdote el próximo 18 de diciembre); el diácono Mario Roldán (por ordenarse el próximo 19 de marzo), el presbítero Marcelo Monteagudo, que atiende la parroquia San José, el presbítero Hugo Lusardi, que atiende la parroquia Santa Elena.

Equipo de Formadores del Seminario (ya anunciado), estará conformado por el rector, presbítero Lucas Jerez; el director espiritual, presbítero Daniel Guerra; el director académico, presbítero Lucas Figueroa; el director de pastoral, presbítero Luis Jáuregui. Además, formarán parte del equipo el presbítero Diego Zacca y presbítero Pedro Fournau, de la arquidiócesis de Bahía Blanca.

En la parroquia Sagrada Familia, en la ciudad de Luján, habrá dos párrocos solidarios: presbítero Ricardo Rodríguez y el presbítero Claudio Mosca. Mientras que en la parroquia Nuestra Señora del Carmen, en la ciudad de Lobos, serán párrocos solidarios el presbítero Luis Mena y el presbítero Jorge Rodríguez.

El equipo sacerdotal de la parroquia Medalla Milagrosa, en la ciudad de General Rodríguez y de la parroquia Inmaculada, en la ciudad de Malvinas, estará conformado por el presbítero Alejandro Trobo, el presbítero Franco Carreras y el presbítero Pablo Ríssola.

En la parroquia San Isidro Labrador, en la ciudad de Chacabuco (ya anunciado), será párroco el presbítero Darío Kling. En la parroquia San Ignacio, en la ciudad de Junín, se desempeñará como párroco el presbítero Pablo Vallés y como vicario parroquial, el presbítero Emiliano Aguirre.

La parroquia Sagrado Corazón, en la ciudad de Junín, tendrá como párroco al presbítero Víctor Roncatti, y la parroquia Nuestra Señora del Carmen, en la ciudad de Carmen de Areco, contará con la tarea pastoral del presbítero Daniel Blanchoud, que será su párroco.

El párroco de San Marcos Evangelista, en la ciudad de Marcos Paz, continuará siendo el presbítero Federico Lazarte, y tendrá como vicario parroquial al presbítero Federico Telles; mientras que la parroquia Cristo Rey, en la ciudad de Mercedes, tendrá como administrador parroquial por tiempo determinado al presbítero Gabriel Paglieri.

“Quise que esta noticia se dé a conocer en esta fecha de la Santísima Virgen Inmaculada, porque deseo que todo nuestro proyecto eclesial esté siempre bajo el manto de Nuestra Señora de Luján y el de Nuestra Señora de la Merced”, afirmó monseñor Scheinig, y pidió “sostener en la oración la vida de toda nuestra Iglesia de Mercedes-Luján”.+