Martes 26 de octubre de 2021

Nueva priora en el Monasterio Abba Padre de Cruz del Eje

  • 13 de septiembre, 2021
  • Cruz del Eje (Córdoba) (AICA)
La fraternidad monástica Abba Padre celebró el capítulo electivo y renovó por primera vez desde su fundación a su priora, que a partir de ahora es la hermana Clara María Silvina Leston.
Doná a AICA.org

Durante el capítulo electivo de la fraternidad monástica Abba Padre, celebrado los días 6, 7 y 8 de septiembre en el monasterio de la localidad de Los Cocos, fue elegida como priora la hermana Clara María Silvina Leston.

Desde su fundación, hace 25 años, la superiora de la comunidad era la fundadora, madre Hilda María Magdalena Hergenreder. La misa de la bendición de la nueva priora fue presidida por el obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya.

La fraternidad monástica Abba Padre nació en la diócesis de Cruz del Eje hace 25 años, en la localidad de Los Cocos aprobada por el entonces obispo, monseñor Omar Félix Colomé. La madre fundadora vio oportuno celebrar en este año jubilar un capítulo electivo en el que la comunidad elija a su sucesora para que presida el gobierno de la fraternidad, asesorada por el consejo.

Actualmente, entre el monasterio de Los Cocos y la filial en Paraná, la fraternidad cuenta con 27 monjas que, con su vida oculta de trabajo y oración, acompañan la labor evangelizadora de la Iglesia.

La madre Hilda continuará acompañando la comunidad desde lo carismático, custodiando la obra que comenzó por la voz del Espíritu que resonó en su corazón para vivir este carisma. Al entregar el cargo de priora, la madre dirigió unas palabras para su sucesora agradeciendo la disponibilidad para esta nueva misión.

"Como hace 25 años, hoy seguimos escribiendo la historia de un Dios siempre presente, de un Dios fiel, un Dios Padre que nos invita hoy más que nunca a la fidelidad. Y para nosotras, monjas, en qué consiste la fidelidad sino en creer fehacientemente que el sueño del Evangelio es posible", expresó.

"Y si no, miremos con corazón agradecido, con cuánto dolor y trabajo se fue engendrando nuestro carisma. Hace 25 años, una noche oscura y de llovizna, monseñor Colomé tocaba por primera vez la campana de nuestra iglesia y nos decía: ‘Aquí se está haciendo historia hijitas, aunque nadie lo sepa, se está haciendo historia’", recordó.

"Así, un pequeño grupo de mujeres -Silvina, Ana, Estela-, sedientas de la voluntad de Dios y enamoradas de Jesús, vinimos a esta, la que sería nuestra tierra santa, para comenzar un camino fecundo que muy pronto fue bendecido con más hermanas, las que Él quiso. Haciendo nuevamente eco de aquellas palabras les digo: Hoy nuevamente, mis queridas hermanas, mis queridas hijas, seguimos haciendo historia".

Al presidir la misa de bendición de la nueva priora, monseñor Araya pidió a Dios que asista a la hermana Silvina con el don de la paciencia, el don de los mansos y de las mujeres fuertes. A la madre Hilda le agradeció el servicio generoso y la vida entregada a lo largo de estos años y pidió a Dios que la bendiga con el don de la libertad de los hijos de Dios, para dejarse llevar por los caminos nuevos del Espíritu para su vida.

Comentando las lecturas, el obispo invitó a contemplar a Jesús orando toda la noche como imagen que confirma el carisma y la vocación de las monjas. Les dijo: “Jesús participaba de la Liturgia de su pueblo. También buscaba la oración en soledad, en la noche, en el monte y el desierto. En ese diálogo ininterrumpido con el Padre se suman ustedes como hijas en el Hijo, según el propio carisma. Intercediendo por las muchedumbres que hoy quieren escuchar a Jesús y encontrar la fuerza sanadora de la filiación que llega haciendo posible la unidad en lo diverso”.+