Sábado 27 de noviembre de 2021

No dejarse engañar con "prebendas o demagogias", piden obispos paraguayos

  • 8 de octubre, 2021
  • Asunción (Paraguay) (AICA)
En un mensaje en ocasión de las elecciones municipales del 10 de octubre, el episcopado llamó a la ciudadanía a "elegir a los más aptos, honestos y transparentes".
Doná a AICA.org

Ante las próximas elecciones municipales que se llevarán a cabo el próximo domingo 10 de octubre, la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) advirtió a la ciudadanía sobre no dejarse engañar con “prebendas o demagogias”, ni dejarse llevar por “el discurso y el asistencialismo electoral”, fijándose en “la imagen honorable y recta de un político, demostrada durante toda su trayectoria”.

De ahí el llamado de los obispos a “ejercer su derecho cívico, y con ello, elegir a los más aptos, honestos y transparentes”.

El comunicado de la CEP destaca que la elección “es una oportunidad que la democracia nos brinda para delegar la conducción y la administración de nuestro distrito en aquel que, según nuestro criterio personal o familiar, tiene una conducta intachable y es coherente política y personalmente”.

Por eso apelan a la responsabilidad como electores, insistiendo en “la obligación moral de rechazar a aquellos involucrados en hechos de corrupción, crimen organizado y ‘narcopolítica’”.

Después de invitar a “votar sin ningún tipo de condicionamiento ni presión, demostrando gestos de madurez y responsabilidad que devienen de nuestro compromiso social”, los obispos denuncian el alto nivel de violencia y corrupción. Eso se traduce en algo que duele al episcopado, “ver a líderes políticos y candidatos involucrados en atentados contra la vida”.

Por eso llaman a “una minuciosa revisión del presente y del futuro que tenemos como sociedad”. En ese punto insisten en que “no hemos superado los males que nos aquejan, al contrario, se ha agudizado”. 

Citando las palabras recogidas por el Documento de Aparecida, se insiste en los “graves hechos de corrupción y la necesidad de transparentar la cosa pública”. Llegan a definirlo como “la ‘gangrena’ y ‘polilla’ de nuestro pueblo”.

Finalmente hacen un llamamiento a los jóvenes, de quienes dicen que “están desencantados de la política”. A pesar de eso, insisten en que “son llamados al igual que todos los ciudadanos a manifestar sus intenciones a través del sufragio consciente y libre”. Por ello, pide a Dios “tocar el corazón de los jóvenes para que tomen con seriedad y responsabilidad este histórico momento y optar por los mejores”.+