Miércoles 17 de julio de 2024

Nicaragua: el gobierno expulsó a seis sacerdotes jesuitas y se quedó con su vivienda

  • 21 de agosto, 2023
  • Managua (Nicaragua) (AICA)
Después de incautarle a la Compañía la Universidad Centroamericana, el régimen de Ortega desalojo a los jesuitas de la residencia ubicada en el mismo predio, dejándolos prácticamente con lo puesto.
Doná a AICA.org

El gobierno de Nicaragua no da tregua a la Iglesia. Después de haber consumado la incautación de la Universidad Centroamericana (UCA) de los jesuitas en Managua, que ahora ha pasado a llamarse Universidad Nacional Casimiro Sotelo Montenegro, el régimen se apropió este sábado 19 de agosto de la legítima vivienda de los jesuitas que trabajaban en el centro educativo, la Residencia Villa del Carmen, ubicada también en Managua.

Ese día se presentó la policía en la casa de la Compañía de Jesús, con la intención de apropiarse de la residencia so pretexto de que también pertenece al gobierno. Ante ello, los miembros de la comunidad, según explica un comunicado de la orden, mostraron a la policía la documentación de escritura de propiedad de la vivienda, que la acredita como un bien diferente de la Universidad. 

El escrito del Juzgado Décimo del Distrito Penal de Audiencias de la Circunscripción Managua, por el que se arrebató la universidad a los jesuitas, acusados de “terrorismo”, ordenaba la confiscación de los bienes inmuebles de la UCA, no así la vivienda que, como indicó la comunidad a la policía, no tenía relación con la universidad. Sin embargo, en cualquier caso, medie o no orden judicial, se demostró que la dictadura persigue a la Iglesia a cara descubierta.

“Los agentes hicieron nulo caso de la documentación y se les ordenó a los miembros de la comunidad dejar la casa y todas sus pertenencias”, indica el comunicado. Los jesuitas obedecieron y tuvieron que marcharse de la casa prácticamente con lo puesto. Ahora viven en la comunidad San Ignacio, también ubicada en Managua.

La Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús, con sede en San Salvador, condenó este sábado el "desalojo" de los sacerdotes jesuitas que estaban a cargo de la Universidad Centroamericana. 

En el comunicado, condenaron ese "atropello" y manifestaron "su confianza en que el Señor de la Historia siga acogiendo, bajo su bandera, a los jesuitas de Nicaragua en estos momentos".

El Gobierno sandinista se apropia de la Universidad Jesuita de Nicaragua (UCA)
El allanamiento de la residencia de los sacerdotes ocurre en el marco del cierre de la jesuita UCA, uno de los centros de estudios privados más prestigiosos de Nicaragua.

El Gobierno nicaragüense publicó el viernes, en el diario oficial La Gaceta, un acuerdo del Ministerio de Gobernación, en el que se aprueba la cancelación de la personalidad jurídica de la UCA, otorgada el 13 de agosto de 1960, y ordena el decomiso de sus bienes.

La Justicia de Nicaragua ordenó esta semana traspasar los bienes muebles e inmuebles, así como las cuentas bancarias de la UCA, al Estado de Nicaragua, luego de la,acusación, por parte del Ministerio Público (es decir, de la fiscalía), de ser un "centro de terrorismo, organizador de grupos delincuenciales".

La UCA confirmó el miércoles el oficio, y rechazó los "señalamientos infundados" de las autoridades. En razón de ese oficio, la universidad jesuita, cuyo rector era el sacerdote Rolando Enrique Alvarado López, decidió suspender sus actividades académicas y administrativas.

Las autoridades congelaron la semana pasada las cuentas bancarias e inmovilizaron las propiedades de la UCA, mientras que el lunes un organismo adscrito a la Corte Suprema de Justicia revocó la acreditación del Centro de Mediación de la Universidad, medidas que se han ejecutado en medio de los roces entre el gobierno de Ortega y la Iglesia Católica nicaragüense.+