Viernes 12 de agosto de 2022

Nace el ´Camino Ignaciano´: una ruta de peregrinación entre Loyola y Manresa

  • 30 de julio, 2014
  • Madrid (España) (AICA)
La Compañía de Jesús presentó ayer en la Universidad de Deusto de Bilbao el ´Camino Ignaciano´ que desea mantener vivo el espíritu ignaciano de la peregrinación. Atraviesa los 650 kilómetros que distan entre las poblaciones de Loyola y Manresa, que recorrió San Ignacio de Loyola en 1522. El Camino Ignaciano celebrará su primer Año Jubilar del 31 de julio de 2015 al 31 de julio de 2016, según anunció la Compañía de Jesús con motivo de la celebración este jueves de la fiesta de San Ignacio.
Doná a AICA.org
La Compañía de Jesús presentó ayer en la Universidad de Deusto de Bilbao el ´Camino Ignaciano´ que desde mantener vivo el espíritu ignaciano de la peregrinación. Atraviesa los 650 kilómetros que distan entre las poblaciones de Loyola y Manresa, que recorrió San Ignacio de Loyola en 1522.

El Camino Ignaciano celebrará su primer Año Jubilar del 31 de julio de 2015 al 31 de julio de 2016, según anunció la Compañía de Jesús con motivo de la celebración este jueves de la fiesta de San Ignacio.

El Camino Ignaciano, consta de 27 etapas, parte desde la casa natal de San Ignacio, en Loyola, y atraviesa el País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón y Cataluña ofreciéndose al peregrino como una propuesta de meditación personal y de encuentro con Dios, teniendo presente que el itinerario es, según los promotores, muy distinto al famoso Camino de Santiago y de mayor soledad.

El Camino se halla perfectamente señalizado, cuenta con una excelente infraestructura de albergues y refugios y una ruta que se puede hacer perfectamente a pie o en bicicleta siguiendo siempre la flecha naranja, símbolo del Camino Ignaciano.

San Ignacio, realizó este camino como parte de su peregrinación hacia Tierra Santa después de caer herido durante la defensa de Iruña y de padecer durante la convalecencia una profunda transformación espiritual.

El fundador de la Compañía de Jesús destinó dos meses en realizar dicho itinerario, que concluyó el 21 de marzo de 1522 al llegar a Manresa, localidad en la que permaneció diez largos meses de oración, fruto de la cual escribió sus célebres Ejercicios Espirituales.

La tradición de peregrinar a los santuarios de Loyola y Manresa es muy popular desde el siglo XVII tras las canonizaciones de San Ignacio y San Francisco Javier y aumentó durante el siglo XX y principios del XXI.

El trabajo de construcción de esta nueva ruta comenzó a finales de 2010 y dio como fruto la creación de la Obra Apostólica Camino Ignaciano (OACI) de la Compañía de Jesús. Su misión será mantener vivo el espíritu ignaciano en los casi 700 kilómetros de peregrinación que unen el santuario de Loyola con el de La Cova de Manresa.

Según informa la oficina de comunicación de los Jesuitas este camino servirá para "potenciarlo como instrumento de encuentro con Dios y de crecimiento personal".

También se ha instituido para el 2021 y 2022 el segundo Año Jubilar Ignaciano ya que se conmemora el quinto centenario de la conversión de Iñigo de Loyola y su peregrinación a Manresa.

Gracias jubilares del Camino Ignaciano
El obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla Aguirre y el obispo de Vic, monseñor Romà Casanova i Casanova aprobaron este camino y las celebraciones que tendrán lugar con motivo de los Años Jubilares en los santuarios de Loyola y Manresa, así como a lo largo del Camino Ignaciano entendido como experiencia continuada de los Ejercicios Espirituales.

El Jubileo del Camino Ignaciano se alcanza cumpliendo las condiciones establecidas por el Derecho Canónico, es decir, acudir a misa, confesarse y orar por las intenciones del Papa además de realizar el Camino Ignaciano vivido en espíritu de peregrinación. También siguiendo alguna modalidad de los Ejercicios Espirituales, es requisito que visiten alguno de los santuarios ignacianos del camino, y lleven a cabo alguna obra de caridad ya sea antes o durante la peregrinación.

Además de contar con las gracias jubilares propias de los Ejercicios Espirituales por derecho canónico, la Compañía de Jesús solicitó al papa Francisco que conceda indulgencias extraordinarias para estos Años Jubilares.+