Jueves 18 de agosto de 2022

México: Voluntarios de Scholas ayudando a recuperar las escuelas tras los terremotos

  • 3 de octubre, 2017
  • Ciudad de México
Scholas Occurrentes ?la fundación educativa impulsada por el papa Francisco? se desplazó a México para colaborar con las comunidades educativas que se vieron más afectadas por los terremotos que asolaron el país en las últimas semanas. El desembarco de Scholas en México se produce luego del encuentro entre el Santo Padre y los directores mundiales de la institución, José María del Corral y Enrique Palmeyro, que se desplazarán personalmente hasta Ciudad de México.
Doná a AICA.org
Scholas Occurrentes ?la fundación educativa impulsada por el papa Francisco? se desplazó a México para colaborar con las comunidades educativas que se vieron más afectadas por los terremotos que asolaron el país en las últimas semanas.

El desembarco de Scholas en México se produce luego del encuentro entre el Santo Padre y los directores mundiales de la institución, José María del Corral y Enrique Palmeyro, que se desplazarán personalmente hasta Ciudad de México. Allí se reunirán con las autoridades civiles y eclesiásticas para "evaluar la situación y programar las acciones que se pondrán en marcha durante los próximos meses", aseguran desde la fundación.

"Para nosotros estar en los momentos de mayor dolor y angustia cuando se necesita del esfuerzo de todos es poner en hechos el mensaje del papa Francisco. La comunidad educativa necesita volver a ponerse de pie y Scholas pone el hombro con acciones concretas para recuperar lo perdido. Estamos convencidos de que como ya ha hecho en otras ocasiones, el pueblo mexicano saldrá adelante gracias a su solidaridad", expresó José María del Corral, presidente Mundial de Scholas Occurrentes.

De momento Scholas instaló en México un equipo permanente, formado por monitores y voluntarios españoles y argentinos, que ya se encuentra preparando diferentes actividades sobre el terreno. El objetivo es que los alumnos puedan recuperar cuanto antes la rutina escolar.

En los sismos, en los que perdieron la vida cerca de 500 personas, más de 200 escuelas se vieron afectadas. La peor parte se la llevaron los alumnos del colegio Enrique Rebsamen. El edificio cayó a plomo sobre ellos, causando la muerte a 19 niños y a 19 adultos.

No es la primera vez que Scholas interviene en una situación como esta. En 2016 acompañó al pueblo italiano tras el sismo que azotó el centro del país, y puso en marcha sus escuelas, comercios, espacios temporales en los que los jóvenes pudieron evadirse de la realidad que sufrían mediante actividades relacionadas con el arte, el deporte y la tecnología. +