Sábado 4 de febrero de 2023

Murió el "padre de la teología asiática", el padre Catalino Arévalo SJ

  • 18 de enero, 2023
  • Manila (Filipinas) (AICA)
El jesuita filipino Catalino Arévalo, uno de los fundadores de la Federación de Conferencias Episcopales de Asia, falleció esta mañana, tres meses antes de cumplir 98 años.
Doná a AICA.org

El teólogo jesuita Padre Catalino Arévalo, conocido como el padre de la teología asiática, falleció esta mañana, tres meses antes de cumplir 98 años.

El exprofesor de la Universidad Ateneo de Manila, dirigida por los jesuitas, murió en la enfermería de su sociedad en Quezon City, anunciaron los jesuitas. El padre Arévalo "había estado sufriendo de anemia y estaba en declive desde que le dieron de alta del hospital a principios de este mes", precisó el padre William Abbott SJ en una nota.

La noticia fue publicada en las redes sociales por el obispo de Kalookan, monseñor Pablo Virgilio David: "Falleció nuestro querido mentor y amigo, el padre Catalino Arévalo, a quien cariñosamente llamábamos 'Padre Reverendo'".

“Descanse en la paz del abrazo de Dios este gran maestro al que debemos nuestro amor por la enseñanza teológica y la disciplina espiritual del discernimiento”, añadió el prelado. “Esperaba con impaciencia este paso al más allá. Como saben todos sus amigos, tenía la costumbre de decir: 'Este podría ser nuestro último encuentro, así que tengo que darle mi último adiós'".

El padre Arévalo ingresó a la Compañía de Jesús en 1941 y fue ordenado sacerdote en 1954. Después de su ordenación, estudió Teología Dogmática en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, como primer estudiante de doctorado del eclesiólogo y jesuita, padre Francis Sullivan.

Después de terminar sus estudios de doctorado en 1959, el padre Arévalo se convirtió en el primer y único filipino en enseñar teología en el Woodstock College, en Maryland, Estados Unidos.

Cuando regresó a Filipinas, enseñó en el Seminario de San José en Manila hasta 1965, donde fue mentor de muchos de los futuros prelados del país, incluido el cardenal Luis Antonio Tagle, quien ahora es prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, en Roma.

En 1965, se trasladó a la recién fundada Escuela Jesuita de Teología (más tarde rebautizada como Escuela de Teología Loyola) como su primer decano y más tarde, su primer presidente.

Fue el primer religioso asiático miembro de la Comisión Teológica Internacional de la Santa Sede y el primer coordinador y miembro fundador de la Comisión Consultiva Teológica de la Federación de Conferencias Episcopales de Asia (FABC). 

En 1970 viajó a América Latina y conversó extensamente con Juan Luis Segundo, Lucio Gera y Gustavo Gutiérrez, al volver, armado con notas y nuevas ideas, dio las primeras conferencias sobre teología de la liberación en Filipinas. 

El sacerdote redactó entonces la primera declaración de la FABC, la histórica "Evangelización en el Asia de hoy", que sigue siendo "la articulación más influyente en las Iglesias locales de Asia".

En 1997 el sacerdote jesuita había recibido el premio vaticano "Pro Ecclesia et Pontifice" por sus distinguidos servicios a la Iglesia, y en 1998, con motivo de la fiesta de San Ignacio de Loyola, la universidad Ateneo de Manila lo había definido como "padre de la teología asiática". La universidad recordó las más de 9.000 páginas de escritos teológicos del sacerdote caracterizados por un "énfasis asiático", en nombre de las conferencias episcopales y otros referentes de la Iglesia.

El padre Arévalo también fue asesor del difunto cardenal Jaime Sin, y de la expresidenta filipina Corazón Aquino, especialmente durante la lucha contra la ley marcial.

Sus restos yacen en el Oratorio de San Ignacio de Loyola en la Casa de Estudios de Loyola en Quezon City Manila.+