Sábado 5 de diciembre de 2020

Monseñor Raúl Martín en la fiesta de Santa Rosa: "Cualquier buen patriota necesitaría parecérsele"

  • 31 de agosto, 2016
  • Santa Rosa (La Pampa) (AICA)
Como cada 30 de agosto, la comunidad de la diócesis de Santa Rosa se congregó ayer para celebrar las fiestas patronales en honor de Santa Rosa de Lima, con una procesión y una misa presidida por el obispo, monseñor Raúl Martín, quien se refirió a la primera santa canonizada de América como "una mujer sencilla, de oración ferviente, que se conjugaba con una extrema sensibilidad por los pequeños y los pobres, los enfermos, los negros y los indios, por entonces tan marginados".
Con motivo de la festividad de su santa patrona, los pampeanos se congregaron en la catedral Santa Rosa de Lima, de la ciudad capital, para celebrar sus fiestas patronales con una procesión por las calles y una posterior misa presidida por el obispo, monseñor Raúl Martín.

En su homilía, monseñor Raúl Martín dirigió unas palabras sobre Santa Rosa: aseguró que "cualquier buen patriota necesitaría parecérsele", y llamó a "volver nuestra mirada a ella para ir a Jesús, donde su delicada caridad para con todos en general y en particular con los más pobres, resume el ejemplo de desinterés y solidaridad necesarios para crecer en comunidad". El obispo agregó que "Rosa nos trae mucho de ese rostro de Iglesia-familia, que buscamos y queremos".

El prelado indicó que "cada cual desde su estado de vida, realidad cotidiana, profesión, trabajo, estudio, cualquiera sea, debe tener por principio el bien común", e invitó a "tomar conciencia, para que entre todos, nos hagamos cargo construyendo una comunidad de hermanos".

Celebrar a Santa Rosa de Lima, afirmó el obispo, "es comprender que la vida, sólo vale si se entrega". "Es comprometernos en un intento a poner nuestros pasos en las huellas de la santa, con la seguridad que las mismas nos llevan hasta Jesús", concluyó, deseando que "nos sintamos todos invitados a ?tocar con misericordia las llagas de los más débiles y sufrientes?".

La procesión, que llevó la imagen de la santa patrona por las calles con oraciones, cantos y la lectura de una semblanza, y la posterior misa fueron acompañadas por sacerdotes de la diócesis, religiosas, grupos parroquiales, scouts y la comunidad en general.+

Texto completo de la homilía

Campaña Donación AICA