Martes 28 de septiembre de 2021

Mons. Zurbriggen pidió a la Virgen del Carmen saber cuidar y defender toda vida

  • 17 de julio, 2018
  • Deán Funes (Córdoba)
El obispo prelado de Deán Funes, monseñor Gustavo Zurbriggen, presidió el 16 de julio la procesión y fiesta patronales en honor de Nuestra Señora del Carmen, en el templo bajo esa advocación mariana en esta ciudad cordobesa. "Imitando a María tenemos que aprender a cuidar y a defender toda vida porque toda vida vale", sostuvo.
Doná a AICA.org
El obispo prelado de Deán Funes, monseñor Gustavo Zurbriggen, presidió el 16 de julio la procesión y fiesta patronales en honor de Nuestra Señora del Carmen, en el templo bajo esa advocación mariana en esta ciudad cordobesa.

En una procesión, los fieles acompañaron la imagen de la Virgen junto con la reflexión y el canto por las calles céntricas del pueblo.

Al llegar al atrio del templo, el prelado concluyó con un mensaje en el que invitó a los argentinos y deanfunenses a vivir en unidad y concordia, además de reflexionar sobre la defensa de las dos vidas, en especial del más inocente desde su concepción.

"La Virgen María, con su ejemplo de mamá, nos enseña a cuidar la vida. Siempre que nos enteramos que alguna mujer de nuestra familia espera un hijo lo encomendamos al cuidado de la Virgen para que crezca sano, la mamá tenga un buen embarazo y el bebé nazca bien y nos llene de felicidad. Imitando a María tenemos que aprender a cuidar y a defender toda vida porque toda vida vale", subrayó.

"María, que cuidó la vida de su Hijo Jesús, que nos cuida a cada uno, nos enseña a cuidar toda vida humana quiere que cuidemos y defendamos la vida? ¡Siempre! Desde la concepción hasta la muerte natural, y a través de todas las etapas de la existencia", agregó.

Asimismo, invitó a pedirle a la Virgen María la gracia de que "en nuestras familias se viva el amor verdadero, cuidemos la vida de cada uno, especialmente de los más frágiles: la vida de los niños en la panza de la mamá, durante la infancia y la adolescencia y el cuidado de nuestros abuelos. ¡Tenemos que cuidarlos y quererlos mucho!"

[img]http://www.aica.org/subidas/4129.jpg[/img]

Monseñor Zurbriggen finalizó su alocución con la bendición a todos los presentes y se procedió a cantar el Himno Nacional.

Luego Agrupaciones Gauchas hicieron su desfile habitual saludando a Nuestra Madre.+

» Texto completo de la alocución