Miércoles 26 de enero de 2022

Mons. Torres Carbonell: "El desafío para este tiempo que seguimos viviendo"

  • 15 de enero, 2022
  • Gregorio de Laferrere (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Gregorio de Laferrere señaló la necesidad de seguir ayudando en momentos de tantos contagios por Covid-19, animó a la esperanza y pidió por los que "nos cuidan la salud y nos vacunan".
Doná a AICA.org

El obispo de Gregorio de Laferrere, monseñor Jorge Martín Torres Carbonell, difundió una reflexión con el título “El desafío para este tiempo que seguimos viviendo” en relación a la nueva ola de contagios por la variante Ómicron.

“A esta altura de la pandemia que lleva ya mucho tiempo (dos años) y que a los nuevos contagios se han seguido sumando secuelas que afectaron mucho en lo anímico. Al esfuerzo de los que nos cuidan la salud, la tristeza ha sido y es también una realidad que desafía y compromete nuestra sensibilidad para aprender a estar cerca de los que están sufriendo”, expresó.

“La vida de fe siempre nos ayudó a tener mirada misericordiosa, ahora la seguimos necesitando. Nos ayudan los gestos, los esperamos porque solos muchas veces no podemos sobrellevar esta situación”, destacó.

Tras contar la dolorosa experiencia con la enfermedad del vicario general, presbítero Fabián Urueña, todavía con secuelas, llamó a seguir ayudando de todas las formas posibles.

“Seguimos rezando por este tiempo que nos sigue desafiando de manera inédita, aún con los que buscan distraer lo que la realidad nos indica: ser con Jesús generadores de esperanza”, agregó.

Monseñor Torres Carbonell pidió muy especialmente “por los que por días y horas que no se terminan, nos cuidan la salud y nos vacunan” y concluyó: “Gracias de corazón a todos ellos”.

Texto de la reflexión
El lunes 10 de enero el Santo Padre al pronunciar un discurso a los diplomáticos acreditados en el Vaticano, decia: "En estos días vemos cómo la lucha contra la pandemia requiere aún un notable esfuerzo por parte de todos y cómo también el nuevo año se presenta desafiante. El coronavirus sigue creando aislamiento social y cosechando víctimas".

A esta altura de la pandemia que lleva ya mucho tiempo (dos años) y que a los nuevos contagios se han seguido sumando secuelas que afectaron mucho en lo anímico. Al esfuerzo de los que nos cuidan la salud, la tristeza ha sido y es también una realidad que desafía y compromete nuestra sensibilidad para aprender a estar cerca de los que están sufriendo.

La vida de fe siempre nos ayudó a tener mirada misericordiosa, ahora la seguimos necesitando. Nos ayudan los gestos, los esperamos porque solos muchas veces no podemos sobrellevar esta situación. Y creo que seguimos necesitando el amor de Jesús que nos indica el camino a seguir. Celebramos ese camino en la Fiesta de su Bautismo, porque allí Él se sumergió con toda su humanidad para estar con nosotros. Y si en la Cruz sufrió, en ese lugar de inicio de su misión, también sufrió al asumir el dolor de los que iban al Jordán con sus vidas rotas, esperando y confiando. Por eso allí estaban.

El Padre Fabián (Urueña), nuestro vicario general, cumple un año de haber padecido el Covid 19. Más de dos meses en terapia intensiva, en coma inducido. Y recuerdo que celebramos su cumpleaños 50, con él internado. Dije que cumple un año con este mal porque todavía tiene secuelas y sin el alta completa.

Hacer memoria de un hermano, incluye a muchos amigos y familiares! Por eso la solidaridad se llama tomar conciencia de que nos tenemos que ayudar, en particular por tantos contagios, cuya información es un vecino, es mi sobrino, es el marido de mi sobrina. Son los seminaristas y otros jóvenes que no pudieron ellos terminar la misión. Son las filas largas y bajo el sol de los que van y vamos a vacunarnos.

Seguimos rezando por este tiempo que nos sigue desafiando de manera inédita, aún con los que buscan distraer lo que la realidad nos indica: ser con Jesús generadores de esperanza. Pido muy especialmente por los que por días y horas que no se terminan, nos cuidan la salud y nos vacunan. Gracias de corazón a todos ellos.

Que sigamos en ese lugar de Jesús, el ser servidores de verdad para los otros.

Más información en Facebook Obispado Gregorio de Laferrere.+