Sábado 28 de enero de 2023

Mons. Scheinig agradeció a los docentes de la arquidiócesis

  • 9 de diciembre, 2020
  • Mercedes (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, envió un mensaje a los docentes al concluir este año tan particular, valorando su tarea y agradeciendo el esfuerzo dedicado.
Doná a AICA.org

En un mensaje dirigido a los docentes de la arquidiócesis, el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, agradeció “infinitamente” por todo lo entregado en este año difícil. “Gracias de corazón”, expresó.

“Ustedes se parecen a esos árboles que vemos en los caminos cuando vamos por nuestras rutas;  esos árboles firmes, fuertes, grandes, generosos. Esos árboles que resisten a los vientos, a las sequías, a las pedradas, árboles de raíces profundas, de troncos firmes, árboles de ramas y hojas llenas de vida, que son capaces de dar sombra, de proteger la vida”, comparó.

“Ustedes son personas con raíces profundas, tienen identidad, tienen memoria, son docentes, maestros, tienen vocación, personas de tronco firme. Porque en ustedes hay firmeza, docentes de ramas generosas, de troncos que son capaces de dar vida a sus alumnos, de cuidarlos”, describió el prelado.

“En este año, en el que hemos sido probados en lo personal, en lo comunitario, en lo social, como esos árboles ustedes han resistido, pero no solamente poniendo fuerza, sino también dando la vida, entregándose. No puedo más que agradecerles”.

“Nuestros colegios son lo que son gracias al trabajo de ustedes, trabajaron a favor de los niños, los chicos, las chicas, las familias. Gracias”.

“Les deseo de corazón que a pesar de todas las dificultades en este año ustedes se sientan más plenos, más felices por la tarea realizada. Y le pido a Dios que sigan creciendo. Que el Señor los bendiga en  las vidas de cada una, de cada uno, en sus familias, en sus colegios. Que la bendición los ayude a seguir creciendo, a seguir buscando, a seguir animándose a dar vida”.

“Que la Virgencita que es el árbol entre los árboles, la Virgen que está firme, anclada en Dios, pero también la que nos cobija y nos da vida, la Virgen de Luján, esté en el corazón de todas y todos ustedes”.

“Terminamos el año. Permítanme darles la bendición llena de agradecimiento por la tarea realizada, permítanme pedirle a Dios que los bendiga. El Señor les regale su bendición”.

“Que Dios multiplique en ustedes el ciento por uno de todo lo que han dado. Que sigan siendo las personas que escuchando el llamado de Dios han dejado todo por esta misión que es enseñar, dar vida”.

“Gracias, que tengan una linda Navidad, así como podamos hacerla, pero siempre en familia”, anheló el arzobispo. “Que tengan un buen fin de año y un comienzo de un año que esperemos sea un año bendito para todos nosotros, especialmente para nuestra patria”, y concluyó con “un abrazo grande, agradecido, a toda la comunidad educativa de nuestros colegios”.+