Viernes 14 de junio de 2024

Mons. Olivera compartió la convivencia anual con los seminaristas castrenses

  • 4 de marzo, 2022
  • Cobo, Mar Chiquita (Buenos Aires)
La convivencia se realiza para dar inicio al ciclo pastoral 2022. Cada año, el obispo acompaña a los jóvenes "para fortalecer la fraternidad" con los futuros sacerdotes y capellanes.
Doná a AICA.org

El obispo castrense de Argentina, monseñor Santiago Olivera participó de la convivencia anual con los seminaristas castrenses en el centro de espiritualidad Santa María de la Armonía, fundado por el siervo de Dios, Luis María Etcheverry Boneo, al sur de la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Cobo, Mar Chiquita. 

Además, acompañaron la convivencia el rector del seminario San Juan de Capistrano y Santo Cura Brochero, el presbítero Daniel Díaz; el Vicerrector, presbítero Diego Pereyra; el vicario general, monseñor Gustavo Acuña; los encargados de la Coordinación de la Dimensión Espiritual del Seminario y Capellanes Mayores, el presbítero Jorge Massut y presbítero Diego Tibaldo. También participó el capellán castrense, presbítero Marcelo Mora, quien predicó durante el retiro anual. 

Todos los años, monseñor Olivera, en el tiempo del verano, en este caso en el inicio de la misión pastoral del 2022, comparte con los seminaristas la vida en fraternidad y en comunidad. 

Durante el encuentro, el obispo castrense comentó a los jóvenes aspirantes al sacerdocio: “La convivencia nos ayuda a fortalecer vínculos y crecer en la fraternidad, como también en la paternidad. La paternidad y filiación, la fraternidad y la amistad ayudan a que sean una realidad como seminaristas y, en el futuro, como sacerdotes”.

Por su parte, el vicerrector del seminario, el padre Pereyra expresó que “en este proceso, se aprende el lindo ejercicio de gustar los tiempos de gratuidad, es decir, compartir el descanso, la recreación, que, sumados a los momentos para la oración y la Eucaristía de cada día, ayudan a fortalecer los vínculos de cercanía y filiación entre el obispo y los futuros presbíteros-capellanes”. 

Asimismo, agradeció la acogida de las “Servidoras”, Asociación de Vírgenes Consagradas fundada por el siervo de Dios, presbítero Luis María Etcheverry Boneo

En esa línea, el vicerrector profundizó: “Monseñor Olivera suele recalcar que el vínculo necesario entre el obispo y los sacerdotes de su presbiterio no se da por ‘decreto’, ni mucho menos, sino que se gesta desde el compartir”. 

Y agregó: “Muchas veces, vemos a Jesús que se retiraba a solas con sus discípulos para estar con ellos y fortalecer los lazos de amistad”. 

Finalmente, encomendó la oración por los frutos de esos días, y agradeció el acompañamiento del capellán Marcelo Mora a los seminaristas, en los días previos al retiro espiritual.+