Jueves 2 de diciembre de 2021

Mons. Olivera: "Brochero entendió el amor del Padre, como lo hizo la Virgen María"

  • 17 de agosto, 2016
  • Cruz del Eje (Córdoba)
"Brochero entendió el amor del Padre, como lo hizo la Virgen María", aseguró el obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, en la celebración eucarística que presidió en el santuario de Nuestra Señora del Tránsito y Beato Cura Brochero, el 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Virgen. Asimismo, como la Virgen, invitó a vivir el Evangelio del amor "donde no hay grietas, donde hay amistad, donde hay amor".
Doná a AICA.org
El obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera presidió una celebración eucarística en el santuario de Nuestra Señora del Tránsito y Beato Cura Brochero, el 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Virgen.

Ante la multitud de fieles que se acercaron al santuario donde descansan los restos del beato Cura Brochero, pronto a su beatificación que se celebrará el 16 de octubre en la Plaza San Pedro, el prelado destacó que "venerar, contemplar, honrar a nuestra Madre es desear transitar sus propios caminos". "María fue una mujer que tuvo los pies en la tierra, pero también su corazón y su mirada en el cielo", señaló.

"Habiendo sido elegida como la Madre de Dios en el plan del Señor, escuchamos en el Evangelio que partió, que fue sin demora, subió montañas, y recorrió caminos para ir al encuentro del servicio de su prima", recordó.

"Qué lindo pensar que Brochero -que la llamaba ?mi Purísima?- tuvo todo su plan pastoral, su proyecto pastoral, su pasión sacerdotal para que los hombres y mujeres de su tiempo tuvieran también su mirada en el cielo, para que busquen, encuentren y vivan la voluntad de Dios en su vida", expresó.

Y agregó: "Por eso, Brochero trabajó incansablemente recorriendo caminos, yendo a las periferias de su parroquia, para llevar a los hombres de su tiempo al encuentro con Cristo. Ajustar su vida al Evangelio era justamente la respuesta de haber entendido el amor del Padre, como lo hizo María. Ese fue el trabajo del Cura Brochero, pero debemos actualizarlo, hacerlo presente hoy".

Asimismo, el prelado afirmó que son muchos los peregrinos que se acercan a la tumba del beato Brochero para pedir, "y sin duda debemos pedir, y hacerlo confiados, pero no debemos olvidar que nuestro corazón debe estar en la certeza de un Dios que es Padre y que nos ama", afirmó.

"Tenemos que pedir y desear la salud espiritual y física, pero tenemos que desear ardientemente llegar un día a contemplar a Dios cara a cara, de encontrarnos con María y los santos amigos de Jesús", manifestó.

También aseguró que "el encuentro con Cristo, si nos toca el corazón, nos transforma", por lo que invitó a los feligreses, en este año de la misericordia, a "descubrir y dejar que obre esa transformación" cada vez que se acerquen al santuario a pedir a María y al Señor.

Finalmente, monseñor Olivera llamó a vivir el Evangelio del amor "donde no hay grietas, donde hay amistad, donde hay amor. Esto es lo que la Virgen también nos invita a renovar en esta fiesta", concluyó.+