Miércoles 20 de octubre de 2021

Mons. Ojea: "Necesitamos confiar unos en otros, no escudarnos, no amurallarnos"

  • 11 de julio, 2021
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
"Es un momento muy difícil, pero es necesario no aflojar en la confianza para poder sostener la convivencia social", afirmó el obispo de San Isidro en su reflexión semanal.
Doná a AICA.org

El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, reflexionó sobre el Evangelio de este domingo, en el que el Señor envía por primera vez a sus apóstoles a predicar y destacó: “Van totalmente libres, abandonados en Él”.

“Les pide que vayan sin alforja, sin calzado, ni bastón, sin dinero; es una manera de expresar que van totalmente confiados en Él. Van con una suprema libertad, han vivido de la pasión por Jesús y quieren transmitir esa pasión; eso es lo que los mueve, lo que los sostiene. El Señor se ha entregado totalmente a ellos”.

“El Señor lo pide todo y ellos le dan todo y comienzan a vivir el riesgo, el quedar expuestos por Jesús, porque toda libertad tiene un riesgo, toda entrega tiene un riesgo. Van superando el miedo de exponerse y confiando en Él y llevan su palabra, llevan su vida, van alegres y gozosos de poder entregar sus vidas al Señor”.

El prelado sanisidrense reconoció que en este tiempo difícil “somos presa del miedo, por eso buscamos mucho la seguridad; tenemos mucho temor de exponernos, tenemos mucho miedo de quedar inseguros”.

“Sin embargo, la confianza es fundamental en este tiempo, la confianza en el Señor, poner nuestra vida en sus manos y al mismo tiempo para poder vivir una convivencia social armónica, necesitamos confiar unos en otros, no escudarnos, no amurallarnos”.

“Tenemos miedo, siempre nos guardamos algo porque tenemos miedo de quedar expuestos. Es un momento muy difícil, pero es necesario no aflojar en la confianza para poder sostener la convivencia social”.

Monseñor Ojea concluyó su reflexión semanal expresando: “Que el Señor nos ayude a través de su Palabra y con el ejemplo de este Evangelio a poder salir de nosotros mismos sin miedo y ser sostenidos por esta pasión de amor que nos despierta Jesús hacia la vida y hacia el servicio de ella, de la vida auténtica".+