Domingo 14 de agosto de 2022

Mons. Ojea recuerda que la oración es clave para el apostolado cristiano

  • 17 de julio, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo de San Isidro centró su reflexión dominical en tres pensamientos: Jesús bendice una casa, las actitudes contrapuestas pero complementarias, de María y Marta, y culto a la amistad.
Doná a AICA.org

El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, sintetizó su reflexión dominical en tres pensamientos sobre el Evangelio dominical: la visita de Jesús a casa de Marta y de María.

“El primer pensamiento es como Jesús bendice una casa; nosotros usamos este texto cuando bendecimos las casas. Jesús quiere entrar en la intimidad de nuestros hogares, allí donde somos como somos; allí donde nos peleamos, nos reconciliamos, nos enojamos; allí donde somos como somos; no hay ‘caretas’ en casa, Jesús quiere estar allí compartiendo nuestra intimidad, compartiendo nuestros vínculos más profundos, nuestros vínculos más sagrados”, puntualizó.

Al referirse al segundo pensamiento, el prelado sanisidrense planteó: “Aparentemente Marta y María representan dos actitudes contrapuestas” y detalló: “La contemplación, la oración por un lado María y la actividad en Marta. Para Jesús son válidas las dos, las dos son importantes y las dos se complementan; es importante rezar y es importantísimo trabajar”.

“Pero, sin embargo, lo que le reprocha a Marta es que esté demasiado preocupada y por lo tanto olvide la fuente de su trabajo que es la oración, la fuente de donde viene todo es la oración, no cualquier oración sino la oración de parte de la escucha de la Palabra de Dios, la oración que es escuchar a Jesús y luego intentar dar una respuesta”, profundizó.

“Esta es la fuente de toda la actividad, lo que le da la mística, lo que le da la motivación a la actividad; sin la oración toda nuestra vida cristiana, todo nuestro apostolado, no serviría para nada, no vendría de la fuente verdadera”, sostuvo.

Monseñor Ojea completó su reflexión con el tercer pensamiento referido al culto a la amistad, al expresar: “Era una familia amiga. Jesús era amigo de Lázaro, de Marta y de María, esto está presente en los evangelios y el miércoles celebramos el Día del Amigo, que es una hermosa tradición”.

“Dice el poeta Rilke que ‘la amistad es el encuentro de dos soledades que mutuamente se protegen se respetan y se reverencian’. Que importante es sentir el descanso del corazón cuando queda la amistad, en la amistad somos como somos porque tenemos confianza en el amigo, en la amiga y nos sentimos recibidos como somos; sabemos que podemos vivir la comodidad de la verdad y esto es maravilloso”, subrayó. 

“‘El que encontró un amigo encontró un tesoro’ nos dice la Sagrada Escritura. Debemos dar gracias a Dios por el regalo de la amistad y pedirle al Señor por aquellas personas que carecen de amigos, por aquellas personas que están verdaderamente solas y no tienen esta riqueza inconmensurable de poder compartir una amistad. Se lo pedimos a Jesús que es el amigo por excelencia pero que fijo la ley suprema de la amistad en dar la vida por el amigo, este es el amigo verdadero que nos acompaña en todas las etapas del camino y que llega a dar la vida por cada uno de nosotros. Que Dios lo bendiga”, concluyó.+