Viernes 9 de diciembre de 2022

Mons. Moon: "Preguntarnos quién es el pobre Lázaro que está a nuestra puerta"

  • 29 de septiembre, 2022
  • Venado Tuerto (Santa Fe) (AICA)
El obispo de Venado Tuerto se refirió al mensaje que arroja la parábola del rico con el pobre Lázaro, en donde "Jesús nos advierte que hay que estar atento a la necesidad de nuestros hermanos".
Doná a AICA.org

El obispo de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, celebró la misa del 26 domingo durante el año en la que reflexionó sobre la parábola del rico y el pobre Lázaro, que relata el Evangelio de Lucas. 

El prelado expresó que a pesar de ese contraste tan grande entre el rico que vestía con telas finas y organizaba banquetes, y el pobre Lázaro que yacía sobre el suelo con llagas y muy necesitado, “los dos tenían la misma suerte que era la muerte y después de la muerte queda en evidencia cómo han vivido, sobre todo este rico”.

“El rico se fue al infierno y ahí sufrió, por no haber compartido nada con el necesitado que vivía en su puerta, que físicamente la distancia era muy poca, solo era cuestión de abrirla para conocer el mundo de los necesitados”. 

Monseñor Moon advirtió de lo lamentable que es cuando uno “se cierra en su mundo, no ve más allá de su puerta porque está muy ocupado y no percibe que existen hermanos necesitados”, y dijo que si para él no existen, tampoco va a compartir con ellos. El Evangelio nos dice que uno puede quedarse encerrado en sus riquezas y puede ser ciego para los necesitados”.

Mediante este rico “Jesús nos advierte que hay que estar atento a la necesidad de nuestros hermanos”. También, agregó, que “en la parábola del sembrador, dice que hay algunos que no escuchan la Palabra, por las preocupaciones de este mundo”. 

Entonces, resaltó que “para poder escuchar la palabra de Dios", hay que observar las muchas curaciones que hizo Jesús. "Primero curaba la sordera de los hombres, pidámosle nosotros esa gracia para poder escuchar la palabra de Dios. Jesús curaba a los ciegos, pidámosle también esa gracia para ver a los necesitados que nos rodean. En una oportunidad curó a un hombre que tenía la mano paralizada y al curarlo le permitía que pueda compartir con los hermanos necesitados”, manifestó.

Finalmente, señaló la importancia de “preguntarnos quién es el pobre Lázaro que está a nuestra puerta. Por eso es importante pedirle la gracia a Jesús para poder verlo y compartir nuestros bienes con el necesitado”.+