Martes 4 de octubre de 2022

Mons. Moon: "Cuánto más compartamos, más vida tendremos y eso nos garantiza la vida eterna"

  • 22 de septiembre, 2022
  • Venado Tuerto (Santa Fe) (AICA)
El obispo de Venado Tuerto compartió su tradicional reflexión en el Evangelio dominical y recordó que el Señor "nos está invitando a que compartamos los bienes generosamente con nuestros hermanos".
Doná a AICA.org

A la luz del relato evangélico del domingo, el obispo de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, expresó que en la Palabra, el Señor “nos da una buena noticia, nos dice que los cristianos podemos ser más astutos y más prudentes, para ganar la vida presente y la vida eterna”.

En ese sentido, aseguró que “la clave para ganar la vida terrenal y la vida eterna, está expresada en esta frase ‘gánense amigos con el dinero’, quiere decir que uno sea generoso con el dinero, con el uso de los bienes materiales, principalmente dinero, pero también pueden ser bienes, espirituales, aprecio, afecto, tiempo”. “Estos elementos-dinero, por su naturaleza, tienen que ser circulados, como la sangre”.

Asimismo, el prelado señaló que “el dinero y los bienes, como los talentos espirituales, los afectos, son los bienes que por su naturaleza también tienen que circular. Cuando no circulan estos bienes, la sociedad, la comunidad se paraliza, se enferma y puede traer la muerte”, porque “la enfermedad que paraliza es la desconfianza, el egoísmo, la avaricia y la medicina que cura esta enfermedad es la aceptación mutua, el aprecio, el perdón, la reconciliación, la confianza y la generosidad que uno comparte con los demás hermanos”, agregó.

Monseñor Moon recordó que “al ser creados por Dios comunitario, estamos llamados a formar la comunidad cristiana y la sociedad de hermanos. El Señor nos está invitando a que nosotros compartamos los bienes materiales, talentos, dinero, tiempo y afecto generosamente con nuestros hermanos”. “Así será el anticipo de la comunidad que vamos a formar en el cielo”, comentó.

Finalmente, aseguró que “cuánto más compartamos, más vida tendremos y esto nos garantizará la vida eterna”. “Sabemos que cuando partimos de este mundo, no nos llevaremos nada. El Señor nos invita a que seamos generosos”, enfatizó.+