Miércoles 1 de febrero de 2023

Laicos catequistas, para que florezcan con fuerza en la vida de la Iglesia

  • 15 de diciembre, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Con una presentación virtual, la Conferencia Episcopal Argentina formalizó la publicación de los "Criterios normativos e itinerario de formación para la institución de ministros laicos catequistas".
Doná a AICA.org

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) formalizó la publicación del documento “Criterios normativos e itinerario de formación para la Institución de ministros laicos catequistas en la República Argentina” mediante una presentación realizada en el sede episcopal del barrio porteño de Retiro.

De la emisión participaron el obispo de San Isidro y presidente de la CEA, monseñor Oscar Vicente Ojea; el obispo de Mar del Plata y presidente de la Comisión de Catequesis, Animación y Pastoral Bíblica del Episcopado, monseñor Gabriel Antonio Mestre, y Laura de Isla, del Instituto Superior de Catequesis Argentino (ISCA).

“El papa Francisco siempre tuvo una mirada muy especial acerca de los ministerios laicales, y de un modo particular por el ministerio del catequista”, destacó monseñor Ojea. “Lo ha recordado en muchísimas homilías, siempre estuvo presente en él hasta citar y nombrar a sus catequistas en el plano personal”, añadió.

Contextualizando el surgimiento de este ministerio, el prelado sanisidrense indicó que “el 10 de mayo del año pasado (el papa) nos regala Antiquum ministerium, que es un motu proprio en el cual instituye el ministerio del catequista e invita a las conferencias episcopales a instituirlo”.

En ese sentido, el obispo de San Isidro explicó: “Nosotros hicimos un trabajo para poder convalidar, para poder darle cause en la Argentina a la institución de este ministerio”, y agradeció de modo particular a la Comisión de Catequesis, Animación y Pastoral Bíblica del Episcopado y a su presidente, monseñor Mestre, “la posibilidad de entregarnos y presentarnos este texto“.

“Nosotros hemos aprobado esto como cuerpo y el Papa ha querido instituir este ministerio como un verdadero regalo para la Iglesia”, concluyó.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Catequesis, Animación y Pastoral Bíblica destacó que “es interesante que el papa titule este motu proprio rescatando que es un ministerio antiguo, abrevando lo más genuino de la tradición de la fe de la Iglesia”, subrayando la centralidad e importancia de los ministerios laicales.

“Hemos intentado responder a lo que el mismo papa plantea en el texto del motu proprio, haciendo una cierta exégesis en clave pastoral y espiritual, como a él le gusta, de 1 Cor 12: el tema de la unidad y la diversidad de los ministerios de la Iglesia que hoy se plasman en este texto”, sostuvo Mestre.

A su turno, la directiva del ISCA, Laura de Isla, compartió los aspectos más puntuales del documento. Señalando que el texto tiene dos partes, mencionó que hay “una primera parte dedicada a los criterios de discernimiento, a cómo acompañar esa elección de los candidatos, y una segunda parte que es el itinerario formativo”.

Sobre el primer punto, reveló que “recoge mucho de la realidad de los catequistas del país. Estamos respondiendo a la realidad de ellos y tendremos que seguir acompañando”.

Mencionó además, que “los candidatos serían hombres y mujeres que reúnan los criterios establecidos, que hayan recibido los sacramentos de iniciación, una edad mínima de 30 años, un mínimo de cinco de trayectoria pastoral eclesial, haber recorrido el itinerario formativo y atender a un criterio de estabilidad”.

Aunque no ahondó en el segundo punto, sí adelantó que desde el ISCA van a ofrecer tres módulos destinados a los formadores. También subrayó que “el marco que tiene (este documento) es de memoria agradecida” y eso “también ilumina este regalo que nos hizo el papa”.

Retomando la palabra, monseñor Mestre indicó que “a partir de este momento el documento que aprobamos los obispos queda a disposición de todos en formato digital”. También explicó que “dentro de poquitas semanas estará también en el formato impreso, para que cada comunidad diocesana pueda llevar adelante este sueño del papa Francisco que es que los laicos catequistas florezcan con total fuerza en la vida de nuestra Iglesia”.

El documento fue aprobado por los obispos en la Asamblea Plenaria del 10 de noviembre de 2022 y presentado públicamente el 14 de diciembre. +