Lunes 27 de septiembre de 2021

Mons. Martín animó a los pampeanos a estar abrazados a María de Luján

  • 7 de septiembre, 2020
  • Santa Rosa (La Pampa) (AICA)
En la jornada del sábado 5 de septiembre, la diócesis de Santa Rosa peregrinó virtualmente al santuario de Nuestra Señora de Luján.
Doná a AICA.org

En la jornada del sábado 5 de septiembre, la diócesis de Santa Rosa peregrinó virtualmente al santuario de Nuestra Señora de Luján. Recordando la visita de cada año, al santuario, la comunidad se unió a través de los medios digitales para rezarle a la patrona de la Argentina.

Las actividades comenzaron a las 9:30, con la transmisión del programa radial “En el jardín de la Iglesia”, que comenzó con motivo de las fiestas patronales y fue solicitada su continuidad por la comunidad. 

Hubo un momento de compartida virtual con los peregrinos que cada año asisten al santuario en peregrinación, a través de la plataforma Zoom. Participaron distintas localidades de la diócesis recordando la experiencia de la peregrinación de cada año al santuario mariano de Luján.

Concluido este momento, el obispo diocesano, monseñor Raúl Martín, celebró la misa en la catedral Santa Rosa de Lima y expresó a la comunidad: “Hoy celebramos ir a la casa de nuestra Madre juntos”, y animó a la comunidad a “abrazar” a María de Luján y abrazarnos a los seres queridos: “Hoy tenemos que darnos un fuerte abrazo a la distancia”. 

“Nosotros hemos salido al encuentro de la Madre para abrazarla. Y aunque a veces falle la tecnología, no fallan las intenciones ni el deseo de que nos abracemos a la Madre”, continuó diciendo el obispo. “Un abrazo que dice tanto porque expresa el acompañar en el dolor cuando las palabras no alcanzan. Un reencuentro que tanto deseamos en este tiempo. Compartir la felicidad que tenemos en el corazón. Cuando nos acercamos a la Madre, Ella nos recuerda lo de Jesús, que al pie de la cruz nos dijo que era nuestra madre y, en Juan, todos somos hijos”.

Después hizo referencia a ese abrazo en el que “nuestros corazones se acercan y se encuentran reconciliados, acompañados. En el dolor y en la alegría escuchamos los latidos del corazón del otro. Cuando nos acercamos a María también la escuchamos que nos dice ‘Soy tu Madre y ustedes son mis hijos’”. 

El obispo de Santa Rosa aseguró que “María siempre está, lo escuchábamos en la palabra que proclamamos hoy. Porque ella no se desentiende de las cruces que tenemos. Ella nos habla de la ternura del Dios que quiso contar con nosotros para ayudarnos entre hermanos a llevar nuestras cruces”.

Luego indicó que, a pesar de estar en Santa Rosa, “también estamos en Luján. Hoy celebramos la fiesta de la Virgen y nos queremos unir allí como si pudiéramos hilvanar nuestras vidas con nuestros hermanos de toda la patria”, afirmó. 

“Esta imagen de María que se quiso quedar a la vera del río Luján, y allí debajo de ese manto, está escondido el niño Jesús en su corazón y también está escondido el rostro de cada uno de nosotros. No podemos dudar que estamos en el corazón de María”, dijo monseñor Martín al concluir.

Por la tarde, la comunidad compartió un momento mariano de oración con una adoración eucarística, en el que la comunidad participó de modo virtual, agradeciendo y dejando intenciones a María de Luján.+