Domingo 3 de julio de 2022

Mons. Larrazábal se puso a disposición de la comunidad sanjuanina

  • 28 de marzo, 2022
  • El Challao (Mendoza) (AICA)
El obispo auxiliar electo de San Juan de Cuyo se presentó a través de un videomensaje. Palabras de los arzobispos Jorge Lozano y Marcelo Colombo.
Doná a AICA.org

El padre Gustavo Larrazábal, obispo auxiliar electo de San Juan de Cuyo, se presentó a la comunidad arquidiocesana como mendocino, misionero claretiano y desde hace 9 años a cargo del santuario de la Virgen de Lourdes, en El Challao (Mendoza).

En un videomensaje, el futuro obispo reconoció que “asume este servicio con alegría y ciertos temores lógicos por la responsabilidad” y expresó su deseo de ponerse “al servicio de todos ustedes del padre obispo Jorge, de todo su presbiterio y de todo el pueblo de Dios”.

“Les pido que recen por mí en estos días, yo lo haré por ustedes. Y mi mejor disponibilidad hasta el encuentro personal. Que Dios los bendiga”, concluyó.

Por su parte, el arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, compartió la alegría por la designación del religioso y anticipó que compartirá tareas con monseñor Carlos María Domínguez OAR, quien continúa como obispo auxiliar de San Juan y administrador apostólico de San Rafael.

“Quiero agradecer al Santo Padre por este nombramiento, y te pido recemos a nuestra Madre para que proteja con ternura al padre Gustavo”, y concluyó: “Oportunamente definiremos la fecha de su consagración episcopal”. Con mi cariño, gratitud por tu vida, y bendición”.

Tras recibir la noticia del nombramiento del padre Larrazábal, el arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, destacó: “Todos los que conocemos al padre Gustavo valoramos su calidez y cercanía, su iniciativa pastoral, su comunión fraterna con el presbiterio mendocino y con nosotros los obispos, así como una gran caridad pastoral para hacer del santuario de Lourdes, la Casa de la Virgen, abierta a todos los mendocinos y a los peregrinos que allí se acercan para recibir los consuelos de Dios y fortalecerse en su vida de fe, esperanza y caridad”.

“Es ciertamente un gran don para la Iglesia sanjuanina este buen pastor que desempeñará su servicio episcopal como estrecho colaborador de su arzobispo, mpnseñor Jorge Lozano”, indicó. 

“A todos los felicitamos por esta hermosa noticia. Sin conocer aún los pormenores del comienzo de su nueva misión pastoral, invito a toda la arquidiócesis de Mendoza, a rezar por el padre Gustavo, por su familia, por su congregación religiosa y por la arquidiócesis de San Juan de Cuyo. Que Dios le conceda al padre Gustavo todos los dones necesarios para un fecundo ministerio episcopal. Los abrazo y bendigo en Jesús, el Buen Pastor, cuidados por nuestra Madre la Virgen”, finalizó el arzobispo mendocino.+