Jueves 13 de mayo de 2021

Mons. Han Lim Moon: "¿Cómo hacer para obtener la Vida eterna?"

  • 13 de marzo, 2021
  • Venado Tuerto (Santa Fe) (AICA)
Con esta pregunta, el obispo coadjutor de Venado Tuerto guio su reflexión del cuarto domingo de Cuaresma.
Doná a AICA.org

El obispo coadjutor de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, reflexionó con el Evangelio del cuarto domingo de Cuaresma y se preguntó: “¿Cómo hacer para obtener la vida eterna?”.

Haciendo referencia al Evangelio del día y la figura de Moisés, el prelado explicó que “cuando los israelitas salieron de Egipto, en el desierto se quejaron y protestaron mucho por la comida precaria. Ante esa protesta, Dios envió serpientes venenosas y muchos murieron mordidos por ellas. Entonces, pidieron a Moisés su intercesión para salvarse y Dios le hizo colgar a Moisés una serpiente de bronce en un palo y todos los mordidos que miraban esa serpiente se salvaban”.

De este modo, monseñor Moon dijo que “para tener la vida eterna sólo es necesario mirarlo con fe, es decir, levantar la mirada hacia Jesús crucificado”. Una manera “sencilla y gratuita” que Él nos asegura para “colmar el deseo más profundo del hombre”. 

Y aunque parezca un “escándalo para creer en el amor de Jesús”, el obispo señaló unas características por las que Jesús ama a todos: “Sin razones que justifiquen, sólo porque sí; es decir, simplemente le gusta regalar y regalarse desinteresadamente; su amor es generoso sin medida, ilógico e incomprensible. Por lo tanto, para nosotros es muy ‘loco’; y su amor es incondicional, aunque seamos grandes pecadores”.   

Más adelante el prelado se cuestionó sobre “¿qué significa realmente creer en Jesucristo?”. Y a esto respondió que debemos "aceptarlo y recibirlo en el corazón a Él y al Padre con todo su amor, y pasar de ser ‘uno’ a un ‘nosotros’ con Dios. Y, en consecuencia, tendremos la vida eterna porque en realidad ya estamos en comunión con el autor de la vida eterna”.

Finalmente expresó que "aunque es muy difícil comprender el inmenso amor de Dios porque supera por todos lados”, es muy importante “pedir el don de la fe y aceptar al Dios del amor y de la vida abriendo tu corazón”.+