Domingo 24 de octubre de 2021

Mons. Fenoy levanta la dispensa de la obligación de asistir a la misa dominical

  • 2 de octubre, 2021
  • Santa Fe (AICA)
El arzobispo de Santa Fe adoptó la decisión a raíz del nuevo contexto sanitario, por lo que animó a los fieles a participar plenamente en persona de la Eucaristía, "fuente y cumbre de la fe católica".
Doná a AICA.org

El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor Sergio Alfredo Fenoy, dispuso el levantamiento de la dispensa de la obligación de asistir a la misa dominical y en días de precepto en el territorio arquidiocesano, a raíz de la nueva situación sanitaria en el marco de la pandemia.

El arzobispo santafesino precisó que el restablecimiento de esa obligación será a partir del viernes 15 de octubre próximo.

Monseñor Fenoy también animó a los fieles a "volver a participar plenamente en persona de la Eucaristía dominical, fuente y cumbre de nuestra fe católica", y les sugirió que para la comunión eucarística puedan optar tanto en la mano como en la boca.

Asimismo, indicó que los protocolos de higiene y las demás directivas litúrgicas emanadas por la arquidiócesis permanecen en vigor hasta nuevo aviso.

Texto de la comunicación
Queridos hermanos y hermanas: Teniendo en cuenta las medidas sanitarias recientemente anunciadas por el Gobierno Nacional en cuanto a la realidad estadística de Covid-19, intentando comenzar una nueva normalidad en nuestro país; he decidido levantar la dispensa de la obligación de asistir a la Misa dominical y en días de precepto en la Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz, y restablecer esa obligación a partir del viernes 15 de octubre de 2021.

En tal sentido, animo a todos los fieles volver a participar plenamente en persona de la Eucaristía dominical, fuente y cumbre de nuestra fe católica (cf. Código de Derecho Canónico - cánones 1246-1247 y Catecismo de la Iglesia Católica - 2180). La participación en la celebración común de la Eucaristía dominical es un testimonio de pertenencia y de fidelidad a Cristo y a su Iglesia.

Esta obligación no se aplica a los enfermos, ni a los que tienen razones para creer que han estado expuestos recientemente al coronavirus o a otra enfermedad grave o contagiosa; ni a aquellos que están confinados en su casa, en un hospital o en un centro de salud; ni a quienes tienen problemas graves de salud.

De acuerdo a la Carta (22.09.2021) de la Conferencia Episcopal Argentina (Prot. CEA No 118/2021), que deja al Obispo del lugar a su “prudente juicio y criterio pastoral” la recepción de la Eucaristía; por lo cual sugiero que para la comunión eucarística, los fieles puedan optar tanto en la mano como en la boca. Recomiendo vivamente a todos los ministros que distribuyen la Comunión, que extremen las medidas de higiene, sanitizándose las manos antes y después de este servicio.

Los protocolos de higiene y las demás directivas litúrgicas emanadas por la Arquidiócesis permanecen en vigor hasta nuevo aviso.

Puestos en manos de nuestra Inmaculada Madre de Guadalupe, que siempre nos cuida, los saludo con todo mi afecto.+

NOTICIAS RELACIONADAS