Martes 21 de septiembre de 2021

Mons. Fenoy: "Involucrarse efectivamente en la defensa y promoción de la vida"

  • 19 de marzo, 2018
  • San Miguel (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de San Miguel, monseñor Sergio Alfredo Fenoy, aseguró que el Día del Niño por Nacer, que se celebra el 25 de marzo, cobra una particular importancia a raíz de la presentación del proyecto del "aborto libre" en el Congreso de la Nación, por lo que llamó a involucrarse "efectivamente" en la defensa y promoción de la vida".
Doná a AICA.org
El obispo de San Miguel, monseñor Sergio Alfredo Fenoy, aseguró que el Día del Niño por Nacer, que se celebra el 25 de marzo, cobra una particular importancia a raíz de la presentación del proyecto del "aborto libre" en el Congreso de la Nación.

"Toda amenaza a la dignidad y a la vida del hombre repercute en el corazón de la Iglesia y nos compromete gravemente en nuestra misión de anunciar el Evangelio de la vida a todos. Hoy, en nuestro país, este anuncio se hace más urgente porque se cierne una amenaza real sobre la vida débil e indefensa de los niños aún no nacidos", advirtió en un comunicado.

"Animo a todos los fieles laicos, especialmente a los que tienen alguna responsabilidad en la educación o en la vida pública, a los catequistas y a los voluntarios de Caritas, a los consagrados y a los sacerdotes, a involucrarnos efectivamente en la defensa y promoción de la vida", sostuvo.

Tras pedir que se exprese la opinión de los católicos "con claridad y respeto", consideró importante mantener el "estilo evangélico, interviniendo con pasión y con argumentos sólidos, sin descalificaciones, violencia o agresión".

El prelado también convocó a la comunidad diocesana a participar de la Marcha por la Vida Argentina que se realizará el próximo domingo 25 de marzo desde Plaza Italia hasta la Facultad de Derecho.

Asimismo, anunció que ese mismo día, a las 18, delante de la catedral San Miguel Arcángel presidirá el rezo del Santo Rosario, invocando sobre el pueblo "la materna bendición de Nuestra Señora de la Dulce Espera, cuya imagen nos acompañará en ese momento de oración".

El obispo indicó que luego presidirá la misa del Domingo de Ramos y a su término bendecirá a las mujeres embarazadas presentes, como se hace habitualmente cada mes en ese día.

Monseñor Fenoy también dispuso que el sábado 24 y el domingo 25 se lea en todas las misas el sencillo mensaje "La vida es siempre un bien", con el que buscará "animar a los fieles en este difícil momento".

"Trabajemos juntos como ?pueblo de la vida y para la vida?, ofreciendo signos de esperanza que afiancen una auténtica cultura de la vida, la justicia y la solidaridad", concluyó.+