Martes 9 de agosto de 2022

Mons. Conejero Gallego convocó a vivir un mes de la verdad y la sinceridad

  • 7 de febrero, 2019
  • Formosa (AICA)
El obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego, invitó a dedicar este mes de febrero a "vivir la verdad, siendo sinceros, y erradicar de nosotros la mentira". "Ser veraces en nuestros pensamientos, palabras y acciones. No mintamos ni engañemos a los demás", sugirió en su editorial mensual.
Doná a AICA.org
El obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego, lamentó que a medida que se acerquen las campañas electorales va "in crescendo" ese clima de "confrontaciones inútiles", al recordar que, por el contrario, "fuimos llamados a ser hermanos y a vivir en paz y concordia como miembros de una misma familia".

"Una de las causas de esta triste realidad es, sin duda, la falta de sinceridad en nuestra convivencia y relaciones mutuas. Nos mentimos y engañamos unos a otros. La verdad está cautiva. Y es necesario, por tanto, liberar la verdad para poder alcanzar la libertad. Sí, como nos dice el Maestro: ?La verdad los hará libres?", subrayó.

En el editorial mensual en el periódico Peregrinamos, el prelado afirmó que "Jesús se proclamó a sí mismo como la Verdad, y fue plenamente consciente de haber nacido y ser enviado por el Padre Dios para dar testimonio de la Verdad. Así se lo dijo al gobernador Poncio Pilatos, antes de que éste se lavara las manos y lo entregase para ser crucificado".



"La mentira esclaviza, y es el modo de actuar del diablo, príncipe de la mentira y del engaño. Y quienes a él pertenecen mienten también, engañan y tienen doblez de corazón e intenciones escondidas, buscando sólo su propio interés; y para colmo, abusando de la inocencia de los pobres e ingenuos, se presentan como promotores del bien y de la felicidad del pueblo", advirtió.

"Dice la sabiduría popular que la mentira tiene patas cortas; cierto, pues más tarde o más temprano salen a la luz las intenciones del corazón. Utilizamos palabras o frases, que en sí mismas contienen valores, pero hay que preguntarse siempre el para qué de ellas, cuál es su finalidad y las motivaciones de esas palabras o eslóganes que se proponen", agregó.

Monseñor Conejero Gallego indicó que, según el Calendario Pastoral Diocesano, febrero es "el Mes del llamado a la Conversión", período en el que alentó a "vivir la verdad, siendo sinceros y erradicar de nosotros la mentira. Ser veraces en nuestros pensamientos, palabras y acciones. No mintamos ni engañemos a los demás".

"La Verdad es Cristo y sólo Él nos hace libres. Digamos y vivamos en la verdad, ahora y siempre, y encontraremos los senderos de la Paz y de la Fraternidad que tanto estamos necesitando. Danos, Señor, esa paz que sólo Tú nos puedes dar", concluyó.+