Martes 15 de junio de 2021

Mons. Colombo: La vida de Carlo Acutis es un testimonio de seguimiento del Señor

  • 5 de mayo, 2021
  • Mendoza (AICA)
El seminario arquidiocesano Nuestra Señora del Rosario, de Mendoza, recibió el 3 de mayo las reliquias del beato Carlo Acutis.
Doná a AICA.org

Con una misa presidida por el arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Colombo, el seminario arquidiocesano Nuestra Señora del Rosario recibió este lunes las reliquias del beato Carlo Acutis.

En su homilía, monseñor Colombo destacó: “En el día de su trigésimio cumpleaños, queremos expresar nuestra acogida alegre y esperanzada, en el solemne contexto de la misa, donde Jesús se nos entrega con su Palabra, su Cuerpo y su Sangre. La autopista al cielo, como gustaba decirle a Carlo”.

“Recibir sus reliquias constituye un motivo de alegría porque la vida de Carlo Acutis es un testimonio de seguimiento del Señor, con toda la vitalidad de quien ha abrazado al Señor en la sencillez de un sí pleno y definitivo; nos llena de esperanza que su intercesión acompañe principalmente a nuestras queridas Pastorales: la Pastoral Vocacional, la Juvenil, la Universitaria, la Pastoral de la Calle y la de los Comunicadores”, reconoció.

“Es posible vivir con esa frescura suya el discernimiento vocacional, el crecimiento en la fe, el testimonio en la universidad, el servicio entre los más pobres y la alegría de comunicar el Evangelio del Reino. Y Carlo puede ayudarnos a responder al Señor con ese entusiasmo apasionado del amor y a hacerlo dentro de nuestros equipos con nuestros dones personales e irrepetibles, porque hemos sido creados por Dios originales, nunca copias o clones de nadie. Así lo entendió Carlo. Así lo vivió. Y su vida es por ello una invitación a responder con autenticidad y amor a los desafíos que afrontamos”, aseguró. 

“Jesús se nos presenta como Camino, Verdad y Vida. Felipe le pide precisiones y respuestas rápidas, pero el Señor lo lleva a considerar estos años de vida en comunidad, de catequesis y signos, de reflexiones compartidas como la evidencia de cuanto el Señor tiene para anunciarles. Verlo a Él es contemplar al Padre; sus palabras y gestos trasuntan la ternura de Dios que en su misericordia ha querido darnos en Él a un hermano, capaz de entendernos y asumirnos en nuestras fragilidades; un hermano que ha venido para salvarnos”, expresó el arzobispo.

“La vida de Carlo también nos muestra al Padre. Su respuesta temprana, convencida y fiel, expresa una confianza absoluta en el amor de Dios, la certeza indiscutida de una misión a cumplir en el mundo, y el abandono a su santa voluntad”, valoró.

“La elección del Seminario como Casa para estas reliquias de Carlo Acutis busca dejar interpelar nuestras vidas y vocaciones con la entrega de este joven sensible y cercano a los hombres de su tiempo, deseoso de amarlos y servirlos con un estilo alegre y generoso”, reconoció el prelado.

“Deseo que estas reliquias recibidas en este Seminario, con la ayuda de las pastorales nombradas, puedan visitar sin apuro, las parroquias y las comunidades de la arquidiócesis. Ellas nos remiten a la vida de Carlo, y éste a Cristo, de quien fue intérprete y testigo. Que de la mano de Carlo Acutis, numerosos jóvenes disciernan la llamada de Dios a vivir en plenitud los desafíos de la fe, a decirle sí con la propia vida y a ayudar a los hermanos”, anheló. “Que se pueda presentar a Carlo Acutis a los jóvenes de confirmación que al conocerlo descubran la vocación cristiana como una llamada de Dios a vivir con alegría. Que los jóvenes de nuestros movimientos e instituciones juveniles tengan en Carlo una propuesta de itinerario de fe para que ésta acompañe los distintos momentos de la vida y nutra opciones decididas en los grandes temas de la vida adulta: vocación, familia, trabajo, estudios…”, continuó.

“Dios bendiga a nuestra Iglesia de Mendoza, a nuestros jóvenes, a las pastorales que acompañan la vida de los jóvenes y los pobres; que tengamos en Carlo Acutis un permanente intercesor, pero antes, un modelo de vida que nos interpele para dar nuestra propia respuesta de fe”, concluyó.+

» Texto completo de la homilía