Jueves 15 de abril de 2021

Mons. Colombo bendijo los frutos de la tierra ante la Virgen de la Carrodilla

  • 3 de marzo, 2021
  • Mendoza (AICA)
El arzobispo de Mendoza presidió la misa en la parroquia dedicada a esa advocación y efectuó la ceremonia en la que se da gracias a Dios por los frutos de la tierra convertidos en "vida nueva".
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, presidió la celebración eucarística en la parroquia Nuestra Señora de la Carrodilla, donde realizó la tradicional bendición de los frutos.

“Para nosotros este domingo la invitación de la Palabra es a ponernos en camino y a seguir subiendo esa cuesta que nos lleva a una mejor comprensión de lo que Dios nos pide”, recordó al reflexionar sobre las escenas del sacrificio de Abraham y la transfiguración de Jesucristo.

El arzobispo mendocino subrayó que la Cuaresma es “un tiempo para escuchar, es un tiempo para animarnos a ver más allá de nuestros límites y dificultades; es un tiempo para comprender el sentido profundo de la vida y de las cosas”.

“La vida cristiana no es solo contemplación, también es trabajo, esfuerzo y seguimiento de Jesús, para poderlo testimoniar, para poderlo reconocer en los múltiples signos que Él nos propone”, sostuvo.

Monseñor Colombo señaló que este segundo domingo de Cuaresma se realiza una pequeña ceremonia que enorgullece a todos en Mendoza. “Bendecimos los frutos que Dios nos da, le ofrecemos a Él lo que Él anticipándonos con su Providencia, nos regala. Los dones de Dios y el trabajo del hombre lo hacen posible”.

Tras agradecer la presencia de agentes de la Pastoral de Migraciones, legisladores y funcionarios provinciales, explicó el sentido de la bendición de los frutos.

“Todos los que estamos aquí queremos decirle a Dios: ‘aquí están estos frutos que nos diste, aquí está la tierra ahora convertida en alimento, en vida nueva, para nuestro pueblo”, puntualizó.

En otro momento de la misa, se acercaron los frutos de la vendimia a la imagen de la Virgen de La Carrodilla y monseñor Colombo procedió a la bendición.+