Lunes 27 de septiembre de 2021

Mons. Colombo: "Acercarnos al Señor, para que Él obre su gracia"

  • 9 de febrero, 2021
  • Mendoza (AICA)
El arzobispo de Mendoza presidió la misa del quinto domingo durante el año en el santuario de Nuestra Señora de Lourdes de El Challao.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, celebró la misa del quinto domingo durante el año en el santuario de Nuestra Señora de Lourdes de El Challao, en el marco de la novena a la Virgen patrona de los enfermos.

En su homilía, hizo alusión al sufrimiento como “una de las experiencias más fuertes y desconcertantes de la vida humana”, no solo en relación con lo físico, sino también con lo espiritual: “¡Cuánta gente sufre así, momentos, días, temporadas, de dolor impotente, incapaz de salir de tanto agobio!”, dijo mencionando la primera lectura de Job.

“En el Evangelio Jesús presenta su acción en favor de los enfermos”, manifestó monseñor Colombo subrayando que “nuestra vida tiene sentido cuando la gastamos en bien de los demás”. Por eso, reflexionó que “si a Jesús las muchedumbres de enfermos y afligidos lo buscaban, su misión no podía detenerse en un lugar geográfico preciso sino extenderse inclusive a lugares distantes y más necesitados”.

El arzobispo mendocino convocó a la comunidad a buscar los “gestos sanantes de Cristo” y “acercarnos al Señor, para que Él obre su gracia en nosotros, y también estemos urgidos a responderle con nuestra fe”.

Haciendo mención a la Jornada mundial de los Enfermos que se celebrará el 11 de febrero en coincidencia con la memoria litúrgica de la Virgen de Lourdes, citó el mensaje del papa Francisco: “Las sociedades se humanizan por el ejercicio concreto de esta cercanía eficaz a los enfermos, a los pobres, a los olvidados”. “Este tiempo tan doloroso ha dejado a la vista la necesidad que tenemos unos de otros, la soledad de muchos, la cruel exclusión de tantos hombres y mujeres, así como la perenne vigencia del amor cristiano como camino”. 

Monseñor Colombo convocó a la comunidad mendocina a visitar a la Virgen de Lourdes en el santuario, de modo virtual especialmente: “El encuentro de cada año nos revela una religiosidad que pone en Dios la esperanza y sabe que tiene en María, auxilio y consuelo”. Y aunque aclaró que este año será sin la tradicional procesión, animó a realizar “algún signo de solidaridad” para poner en práctica el gesto penitencial que pide la Virgen.+